Seleccionar página

Un nuevo frente invernal afectará a más de 90 millones de personas en casi una veintena de estados de una amplia porción del centro y este de Estados Unidos las próximas 48 horas, informó el Servicio Nacional de Meteorología (NWS).

prente frio usa
Indicó que el frente generará nevadas, lluvias y heladas en una franja que se extiende desde el noreste de Texas hasta Nueva Jersey y Nueva York, anticipando que para este viernes alcanzara porciones del sur de la Florida.

La presencia del frente y sus efectos provocaron que hasta este día más de dos mil 100 vuelos hayan sido cancelados en aeropuertos de estados como Texas, Pensilvania, Virginia, Nueva Jersey, Nueva York y Washington, de acuerdo con el portal electrónico FlightAware.

Sin embargo, se teme que la cifra pueda incrementarse en las próximas horas.

En anticipación del arribo de este frente, que podría provocar precipitaciones de hasta ocho pulgadas de nieve, la capital estadounidense amaneció semiparalizada tras el cierre del gobierno federal y la suspensión de clases en la mayoría de las escuelas de la zona metropolitana.

El mal tiempo y los prospectos de complicaciones en las carreteras de la región obligó también al cierre del Congreso, aunque el sistema de transporte colectivo municipal mantuvo sus operaciones con algunas modificaciones.

Algunas proyecciones apuntan a señalar que la precipitación de hasta 8 pulgadas de nieve en algunas áreas de la zona metropolitana de la capital, podría ser la mayor registrada durante los pasados 5 años.

Los efectos del frente se empezaron a sentir desde la noche del miércoles cuando las fuertes nevadas registradas en Kentucky provocaron que cientos de vehículos quedaran varados por horas en una franja de la carretera interestatal 65 (I-65), entre las poblaciones de Elizabethtown y Louisville.

Los gobiernos de Alabama, Misisipi, Virginia y Nueva Jersey declararon estados de emergencia en anticipación a la tormenta.

Se espera que este sea el último frente invernal de tales proporciones ante el cambio gradual a temperaturas más cálidas que se anticipan a partir de la próxima semana.

(ntx)