Seleccionar página

Al menos 33 personas fueron detenidas por actos de violencia durante una protesta contra la presencia de comerciantes chinos en la región de Yuen Long, cerca de la línea fronteriza con China continental, que concluyó con un enfrentamiento con la policía.

protestas hong k
La violencia estalló la víspera, luego de que la policía lanzó gas pimienta para dispersar a decenas de manifestantes hongkoneses que protagonizaron actos de violencia contra comerciantes chinos que ofertaban diversos productos en Yuen Long, un distrito suburbano cercano a la frontera con China continental.

La policía informó este lunes en un comunicado que 31 hombres y dos mujeres, entre los 13 y 74 años de edad fueron detenidos por los incidentes, acusados de posesión de armas, ataques a los policías y los comerciantes chinos y por participar en un asalto indecente.

Los disturbios, que se prolongaron hasta los primeros minutos de este lunes, dejaron varios heridos, entre ellos cinco policías, un fotógrafo y un periodista de la prensa local, según un reporte de la edición electrónica del diario The Standard de Hong Kong.

Los manifestantes, algunos de ellos equipados con máscaras antigas y cascos en prevención a las represiones de la policía, exigieron a las autoridades la cancelación de los permisos de entrada de los comerciantes chinos para vender en Yuen Long.

Al grito de “¡vamos a recuperar Yuen Long!”, unos 200 manifestantes recorrieron las avenidas de Tuen Mun y Sha Tin, hasta la estación de Long Ping y la calle de Sau Fu Street, donde se registraron los actos de violencia.

De acuerdo con el reporte informativo, entre los 33 detenidos está una joven, cuyo rostro ensangrentado y capturado por un manifestante mediante un teléfono celular, ha sido difundido por la prensa local e internacional.

Mientras que entre los heridos figuran un periodista del canal ATV y un camarógrafo que fueron afectados por el spray de pimienta, aunque el superintendente de la policía de Yuen Long, Mateo Lau Mei-yam, dijo que los oficiales no tenían como objetivo a los medios de comunicación.

En su comunicado, la policía confirmó que disparó 21 cargas de gas pimienta para hacer frente a las personas que se manifestaban contra los comerciantes chino en Yuen Long, afectando al tráfico, a comercios de la zona y la seguridad pública.

(ntx)