Seleccionar página

Para muchas personas, el hecho de que su interlocutor bostece mientras le están platicando algo puede llegar a molestarlas, ofenderlas e incluso hacerles sentir como si se estuvieran aburriendo con su conversación; sin embargo, un estudio afirma que el hecho de bostezar significa todo lo contrario: el hacerlo es síntoma de empatía.

bostezo

Así es, a esa curiosa conclusión llegaron unos científicos que afirman que el bostezo puede revelar mucho más sobre las características de una persona.

Aparentemente, al observar una persona bostezar nos imaginamos que esa persona está aburrida, cansada o es descortés. Pero no es así, más bien quienes lo hacen tienen una gran capacidad de empatía y están totalmente identificados con el mundo que los rodea.

Y si tú a menudo te contagias por los que suelen bostezar – el fenómeno del “bostezo contagioso”- también posees una capacidad muy desarrollada de identificarte con las emociones de los que te rodean, según el estudio.

“Es claro que el bostezo, además de ser un mecanismo de alerta, o de comunicar que es tiempo de descanso, en realidad es una conducta gregaria y social“, dice Celia Paladino, una de las investigadoras.

“Cada vez que bostezamos pedimos disculpas porque es el significado que le ha dado la cultura, que un bostezo significa aburrimiento o descortesía”, afirma la psicóloga.

Así que la próxima vez que asistas a una reunión, bosteza continuamente para demostrar tu total empatía y apreciación por el estado emocional de los demás.