Seleccionar página

La teletransportación ya es real, por lo menos a nivel cuántico.

TELETRANSPORTACION-CUANTICA-DE-UN-FOTON

Esta acción es un proceso por el cual una partícula de luz conocida como fotón, que contiene información, desaparece en un lugar y aparece en otro para transmitir un mensaje inhackeable. Así lo explica Andrei Klimov, profesor de la Universidad de Guadalajara (UDG), quien colaboró con un grupo del Instituto de la Luz de Max Plank en Alemania, donde realizaron el monitoreo de un haz intenso con datos.

La teletransportación de personas u objetos ha sido famosa por diversas series de ciencia-ficción, pero a diferencia de lo que se cree, la del tipo cuántica no es igual, ya que se trata de destruir un fotón de luz y crear una copia idéntica en otro sitio, codifica su información y la replica.

e2d733482b305304240a334a4d695c6b_XL

A nivel cuántico, los fotones pueden tener cierta polarización, aunque deben realizarse mediciones sobre demasiadas copias de un mismo objeto. A este procedimiento se le llama tomografía cuántica. Con este procedimiento, el equipo internacional verificó el funcionamiento de dos computadoras cuánticas mientras transmitían o teletransportaban un fotón de luz con información secreta (codificada en qubits o bits cuánticos), los cuales no se pueden romper. A esto se le llama criptografía.

Teleportacion-cuantica

“Para transmitir un fotón de un punto a otro se requiere de un cable por el que pasa una señal digital en lenguaje binario de computadoras (a base de ceros y unos) que liberarán pequeños pulsos de luz; pero si queremos codificar un número muy grande será una secuencia mayor de pulsos, la cual se transmitirá de forma mucho más compacta, debido a los diferentes grados de propagación de los fotones”, detalló el investigador de la UDG.

Esta técnica podría tener futuro en aplicaciones interesantes, especialmente en el campo de las telecomunicaciones y del encriptado en internet.

 

Vía iNGENET, el portal de la ingeniería mexicana. ¡Visítanos y forma parte de la Comunidad!