Seleccionar página

Elegir a la persona con quien se quiere pasar el resto de la vida es súper importante y no debe ser tomado a la ligera. Si bien la mayoría de las personas se casan porque se aman y tienen proyectos juntos, a veces sucede que se apuran por las razones equivocadas.

casados ramo

Casarse no es algo que se debe decidir de la noche a la mañana; requiere tiempo y además del amor, deben saber cómo lidiar con las peleas, cómo convivir y entenderse mutuamente.

Las razones que mencionamos a continuación son algunas de las peores para tomar la decisión de casarte:

– Parece el siguiente paso lógico: Aunque la secuencia lógica de la vida de una persona por lo general incluye iniciar una gran carrera, comprar un buen coche y tener una hermosa casa, el matrimonio no tiene que ser uno de esos pasos. Todo el mundo tiene diferentes caminos en la vida, y es posible que los tuyos no necesariamente incluyan caminar por esos rumbos. La vida no es un proceso lineal y no debe ser entendido así, porque al hacerlo se pierde toda la diversión que se encuentra en la difusa e indeterminada espontaneidad de la elección.

– Los amigos están casados: Si bien el entorno siempre influye y a veces puede ser difícil ver cómo los demás tienen proyectos y avanzan en sus vidas, nunca se debe optar por casarse por la presión del resto. Cada uno tiene sus tiempos y no se debe apurar una relación que todavía necesita madurar.

– Presión familiar: Cuando la familia se involucra tratando de conseguir que se casen los hijos con una determinada persona o con alguien de un determinado grupo o clase social, es un problema serio. Esto nunca debería ser tomado como una buena razón para contraer un vínculo matrimonial. Determinar si una persona es una esposa (o) potencial no debe ser una decisión de grupo.

– Cansado de estar soltero: Sin duda, es mejor estar soltero que unirse a una persona que no se ama verdaderamente. Ser el único soltero (a) de un grupo de amigos puede ser raro, pero es nada comparado con el profundo dolor que se siente al estar casado sólo por miedo a estar solo.

no me quiero casar

– Razones financieras: Un matrimonio construido exclusivamente en el dinero y el materialismo es como construir una casa sobre la paja. Cuando sople el viento, el matrimonio terminará por derrumbarse. Decidir casarse por una cuestión financiera no es ni romántico ni tiene oportunidad de tener un buen futuro. Si el dinero es la fuerza motivadora en un matrimonio, es seguro que será una relación vacía, fría y sin afecto.

– Reloj biológico: Las mujeres suelen tener muchos planes e ideas sobre el futuro, pero la realidad es que no siempre se concretan. Decidir casarse por miedo a no poder tener hijos si se espera demasiado es una terrible decisión. Hoy en día, hay grandes avances médicos, pero lo importante es que no se haga por presión o se presione a la pareja si no está lista porque eso puede arruinar la relación.