Seleccionar página

Como consecuencia de la vida actual, muchas personas tienen experiencias de cansancio. En la mayoría de las ocasiones esta fatiga puede ser resuelta después de un buen descanso, pero en otras, no.

cansancio crónico2

Para algunas personas, el cansancio se convierte en un problema crónico que determina su vida cotidiana y tiene efectos directos sobre su calidad de vida.

El síndrome de cansancio crónico tiene como consecuencia una serie de síntomas físicos y mentales. Puede comenzar con dolores en el cuello, en los hombros y en la espalda. También con dolores en el estómago o en el pecho. Luego continúa con otros síntomas psicológicos como son la ansiedad y el mal humor, lo cual puede traer depresión.

El cansancio puede ser causado por una gran cantidad de razones, por ejemplo una enfermedad reciente, un embarazo, un divorcio, problemas laborales, depresión, falta de sueño o una deficiencia de vitaminas o minerales.

El cansancio crónico puede convertirse en un círculo vicioso. Si la persona se siente cansada probablemente evite la actividad física, y al no estar en forma, se sentirá todavía más cansado a la hora de realizar ejercicio físico.

cansancio crónico

Este padecimiento afecta las funciones emocionales, cognitivas y físicas. Los síntomas más comunes son: fatiga emocional, falta de empatía hacia las necesidades de los demás, falta de energía, irritabilidad, ansiedad, mal humor, trastornos del sueño, nerviosismo, pérdida del deseo sexual y dolor de cabeza.

Para solucionar este problema hay que asegurarse de que la actividad física se incremente gradualmente. Docenas de estudios han mostrado que quienes se ejercitan regularmente disfrutan de un mejor descanso.

En la mayoría de los casos, el cansancio puede resolverse durmiendo más. De todas formas, si sufres del síndorme de cansancio crónico y no puedes resolver tu problema, lo más recomendable es que consultes a un profesional.