Seleccionar página

Las relaciones a distancia pueden tener sus altos y bajos e, incluso, terminar por las mismas razones que cualquier otro tipo de relación. Pero, ¿cómo saber si nuestro “amor de lejos” ha llegado a su fin?

terminar amor lejos

– No sentimos la necesidad de hablar con él o ella: De todos los signos de problemas en la relación a distancia, la falta de diálogo es sin duda alguna el más significativo. Como la comunicación permanente es la clave para mantener cualquier tipo de relación a larga distancia, cuando falta el diálogo, ésta muere lenta e inexorablemente.

– El esfuerzo por continuar solo es de un lado: Puede ser que solo uno de los miembros de la pareja se esfuerce por mantener a flote la relación y que el otro demuestre un total desinterés. Si somos quienes siempre llaman, los que viajamos para ver a nuestra pareja y esperamos pacientemente por horas frente a la computadora, esto solo reflejará que nuestra relación a distancia no tiene ningún futuro y que nuestra pareja no tiene el mismo nivel de compromiso que nosotros.

– Nos sentimos obligados a verla: Cuando ya los encuentros toman aspecto de obligación y no sentimos el mismo deseo de ver a nuestra pareja que antes, o notamos que a él o ella le pasa algo similar y la charla decae poco a poco, es momento de pensar en terminar la relación a distancia, pues uno de los dos o ambos carecemos de interés en seguir con esto.

– Siempre hay una excusa: Como lo hemos dicho, la comunicación es algo primordial para mantener una relación amorosa a distancia, pero si vivimos inventando excusas de por qué no pudimos comunicarnos a la hora acordada, es momento que nos detengamos a pensar sobre el futuro de esa relación, pues cuando hay interés siempre se encuentra el momento adecuado para utilizar el Skype, el Whatstapp o cualquier medio de comunicación a distancia.

– Nos centramos siempre en los aspectos negativos: Por alguna razón, empezamos a encontrar una serie de defectos y ninguna cosa positiva. Si solo nos centramos en todo lo malo y no le encontramos nada bueno a la relación, pensemos bien si es bueno continuar con esto o dejar que nuestra pareja siga con su vida.

Si alguno de estos puntos nos es conocido, tengamos por seguro que es el momento de terminar con la relación a distancia y conviene mejor concluirla antes de que uno o ambos terminemos lastimados.