Seleccionar página

Las relaciones a distancia suelen ser muy difíciles de mantener porque al estar lejos uno del otro es probable que los sentimientos sean fuertes, pero en ocasiones, se puede llegar a pensar que esto no alcance. Para evitar que suceda y que la relación prospere, hay unas reglas de oro que se pueden seguir:

amor de lejos

– Establecer reglas claras: Si por motivos de trabajo o familiares ambos deben separarse por un tiempo, una excelente idea para no dejar morir la relación es establecer ciertas reglas para que todo siga sobre ruedas. Podemos escribir un mail o realizar llamadas telefónicas periódicamente. Además, se debe procurar verse por lo menos una vez al mes o cada tres semanas para no perder el contacto cercano, si es que se encuentran en el mismo país o si las distancias no son tan lejanas.

– Expresarnos: Para evitar malos entendidos, lo mejor es expresarnos correctamente y decirle a nuestra pareja cómo nos sentimos sin ocultarle nada. Existen diferentes formas de expresar nuestros sentimientos y sensaciones; puede ser por medio de una carta enviada por correo tradicional, por medio de un email e inclusive, con llamadas telefónicas.

– La honestidad es importante: No hay nada peor que mantener una relación a distancia y tener sospechas de la otra persona. Si sufrimos de este problema y tenemos miedo de que nos estén engañando, pidámosle a nuestra pareja que sea honesto y que no mienta sobre lo que hace durante el día. Esto aplica también para nosotros, pues si queremos tener una relación duradera y llegar a buen puerto, de nada vale que le mintamos, pues tarde o temprano las cosas se saben. Lo mejor es que ambos seamos honestos y logremos que el compromiso que tenemos sea tomado seriamente.

– Establecer un horario de comunicación diario: El vivir en ciudades e, incluso, países diferentes, no impide que ambos tengamos comunicación fluída gracias a todas las herramientas con las que contamos. Pero si bien gracias a los móviles y las computadoras personales, la comunicación la tenemos al alcance de la mano, no solo es cuestión de comunicarse a cualquier hora del día. Lo ideal es establecer un horario en el que ambos estemos libres y sin ningún tipo de compromiso para comunicarse.

– Confianza: La confianza es algo necesario no solo en las relaciones a larga distancia sino también en aquellas parejas que viven en la misma ciudad. De nada vale mantener una relación si en todo momento estamos pensando que nos engañan o que no hacen lo que dicen. Si somos desconfiados o los celos nos carcomen, es más que probable que suframos más de lo que disfrutamos.