Seleccionar página

Comúnmente escuchamos esta frase cuando vemos a algún hombre o mujer llorar desconsoladamente por algo que le ocurrió, y le decimos que está “llorando como una Magdalena”.

mariamagdalenamonicabellucc

Esta frase tiene su origen en la Biblia. En el Nuevo Testamento se narra que en tiempos de Cristo, existía una mujer llamada María Magdalena, cuyo nombre evoca a su lugar de origen, Magdala, y que aparece en diversos relatos y evangelios apócrifos.

María Magdalena fue una mujer adúltera que fue salvada de la lapidación por Jesús y que por su condición de pecadora arrepentida, la iconografía la representa siempre llorando.

María Magdalena también tuvo gran protagonismo en el cristianismo primitivo, considerándose la primera entre las mujeres que seguían a Jesús, habiendo estado presente en la crucifixión, donde se dice lloraba arrepentida por no poder ayudarle y por ver como sufría, y siendo la primer testigo de su resurrección.

De este pasaje es que se dice que se “llora como una Magdalena”, pues en la Biblia se le representa arrepentida y llorando cuando Jesús es crucificado.