Seleccionar página

Esta frase se usa para expresar cuando se tienen muchos problemas o trabas para conseguir un objetivo.

vérselas negras

En primera instancia uno cree que esto puede estar asociado a la oscuridad, que hace todo más difícil, pero no es así. No se trata de la ausencia de luz, sino que se refiere a una práctica muy antigua de los griegos. En esos tiempos que no existía energía eléctrica, significaba perder una elección definida por el azar.

En una bolsa, se colocaban varios trozos de madera, unos pintados de blanco y otros de negro. Cuando los candidatos sacaban del recipiente los pedazos, sabían si les había favorecido la suerte al extraer un trozo blanco, o si, por el contrario, debían esperar otra ocasión, al extraer un trozo pintado de negro.

Otra versión indica que su origen está en la primera forma democrática de decidir cuestiones políticas, también atribuida a los griegos. Tal idea se adjudica a Clístenes (570-507 AC), quien ideó la votación entre los vecinos de Atenas para dirimir cuestiones de interés público a través de la colocación en un recipiente de piedras blancas, que eran los votos a favor; y piedras negras como los votos en contra. Aquí ya no intervenía el azar sino la voluntad popular.

Esta interpretación mágica de las suertes se ha mantenido a través del tiempo y de ella proviene la expresión “vérselas negras”, con la que en el lenguaje coloquial se señala el infortunio de alguien en cualquier cosa determinada por el azar.