Seleccionar página

Algunas personas tienen la desdicha de no seleccionar a los personas correctas y siempre terminan las relaciones de mala manera. Si eres de ese grupo, hay algunas cosas en las que hay que trabajar para dejar de elegir mal a las parejas:

pareja-discutiendo-en-la-cocina

– Pensar qué cosas en común tienen todas nuestras relaciones: Muchas veces, es probable que nos sintamos atraídos por los mismos defectos una y otra vez debido a que puede ser que nos recuerde, inconscientemente, a algún hecho desagradable ocurrido durante la infancia. Este fenómeno psicológico se denomina “compulsión a la repetición”. Al convertirnos en adultos, es más que probable que tratemos de recrear los mismos escenarios que vivimos durante esa etapa para obtener solo los mismos resultados tristes y desagradables. Para deshacernos de esa compulsión, es necesario que encontremos qué es lo que nuestras parejas anteriores tienen en común. Al identificar el tipo de hombre o mujer que elegimos normalmente, podremos darnos media vuelta y salir huyendo.

– Evitar sentir culpa: Cuando tenemos relaciones tóxicas o con malas personas, muchas veces puede ser que pensemos que nosotros tenemos la culpa de fallar una y otra vez. Es necesario que comprendamos el motivo por el cual nuestras relaciones llegan a su fin y por qué, a pesar de todo, elegimos siempre el mismo tipo de pareja.

– Aceptemos ayuda externa: Muchas veces, es posible que no seamos capaces de ver el motivo por el cual elegimos siempre el mismo tipo de parejas que terminan haciéndonos daño. Es factible entonces que necesitemos de la ayuda externa para dilucidar el por qué de nuestra atracción por este tipo de personas. Busquemos a alguien imparcial que sepa decirnos la verdad y no nos oculte absolutamente nada. Para ello podemos optar por una amiga, algún familiar e incluso un psicólogo, quien seguramente podrá desentrañar el motivo de nuestras malas elecciones.

– Valorarnos a nosotros mismos: Con el tiempo y con la ayuda adecuada, es posible que nos demos cuenta de cuáles son las cosas que nos atraen de ciertas personas y que resultan muy dañinas para nosotros. Para lograr la independencia total de esta compulsión de repetición, es necesario que nos valoremos y que elevemos nuestra autoestima en busca de la persona adecuada.