Seleccionar página

Lo o la ves y sientes mariposas en el estómago, te emocionas cada vez que llama y te enamoraste sin remedio, pero, ¿cómo saber si es el hombre o la mujer de tu vida?.

pareja feliz vino2

– Reconocer los defectos de nuestra pareja: Si bien cuando nos enamoramos podemos pensar que los defectos en el otro son una cosa inexistente, reconocerlos puede no ser una mala idea. Seguramente nos parecerá injusto juzgar a una persona en la totalidad de sus defectos, pero estos pueden obstaculizar la relación y tornarla un tanto escabrosa. Si aún al notar esas pequeñas fallas queremos seguir adelante, estamos en muy buen camino.

– No intenta cambiarnos: Si a pesar de saber que nuestra recámara es un desorden o que nuestra especialidad son los platos de comida quemados y a nuestra pareja sin importarle eso sigue con nosotros sin intentar cambiarnos, es una excelente señal de que es el hombre o la mujer de nuestra vida.

– Al pensar en la boda solo nos interesa lo que viene después: Si tiene la idea de casarse pero lo que más le interesa no es hablar de la fiesta sino el hacer planes juntos a futuro, tener hijos y envejecer uno junto al otro, ¿qué más necesitamos para saber que es el o la indicada para nosotros?

– No tenemos quejas: Cuando nuestras amistades nos cuentan sus problemas de pareja o los que tienen con las personas que han salido y no tenemos nada que decir de nuestra pareja, es una buena noticia.

pareja feliz vino

– Nos halaga: Cuando él o ella, de la nada, nos dice que nos ve muy bien aun sin maquillaje o sin peinarnos, y que a pesar de nuestra ropa vieja o desgastada nos encuentra sexy, no lo dudemos más.

– Disfruta de nuestros triunfos: Si recibimos una promoción o tenemos éxito en algo que emprendimos, nos alentará y deseará lo mejor para nosotros, porque comprenderá que si somos felices también podrá disfrutar de ello.

– Nos interesa tanto la intimidad física como la emocional: El llevarse bien en la intimidad es una gran cosa, pero ¿qué hay de los sentimientos? Si son verdaderos y no nos imaginamos la vida sin esa persona, es una clara señal de que es amor.