Seleccionar página

Dicen que hay que besar a muchos sapos antes de encontrar a aquél que se convierta en el “príncipe azul”. Todas las relaciones nos enseñan algo y nos aportan cosas buenas, si sabemos identificar y aprender las lecciones que nos traen, pero es igualmente importante reconocer las señales que indican que estamos inmersas en una relación tóxica de la que es mejor salir.

chico-equivocado-600x449

Las mujeres tenemos un estereotipo del hombre que nos gusta, tomando en cuenta las características físicas que buscamos como también la personalidad que nos atrae, todo en un mismo chico. Cuando un chico no reúne las características que buscamos, decimos simplemente “no es mi tipo”.

El asunto es si realmente el estereotipo de chico que nos gusta es el que nos conviene. Muchas chicas se sientes atraídas por el tipo de hombre que consideramos “chico malo”, aquellos que se ven rudos, fuertes y dan la apariencia de ser misteriosos.

Cuando una chica se fija en el hombre que no debe, tiende a salir lastimada. El problema es que continúan buscando el mismo tipo de hombre para sus vidas, aun sabiendo que todo va a terminar mal. Esto se debe a que la mayoría de las mujeres repetimos un patrón de relación, seguimos enamorándonos del mismo tipo de  hombre y esto puede ser una ventaja o desventaja si el tipo de hombre que buscamos es el equivocado.

Para saber si estamos con el chico incorrecto, te presentamos las señales que debemos tomar en cuenta antes de decidir si es el chico con el que queremos compartir nuestra vida:

– Todo en secreto: Pocas veces comparte cosas íntimas y ni hablar de salir con sus amigos o presentar a su familia. Puede que sea un hombre tímido, pero también es importante que nos dé nuestro lugar.

– Sólo para él: Salir con nuestros amigos es imposible porque el chico no lo permite. Una cosa es estar enamorados y querer pasar todo el tiempo juntos y otro es que él quiera controlar todo lo que y con quien lo hacemos.

chico-equivocado

– Cambios: Si de verdad nos quiere, no tiene porque decirte qué y cómo hacer las cosas, si lo amamos por quien es él, debería adoptar la misma posición.

Indiferencia: Si al principio creíamos que su indiferencia era porque quería llamar nuestra atención, hay dos noticias: los hombres son tan simples que de querer nuestra atención la buscan y si no han cambiado, es que sólo nos quieren para pasar el rato.

Instinto: Algo dentro de nosotras nos dice que no sigamos detrás de él y otra parte, se aferra. El instinto por mucho que lo queramos negar es la mejor alarma.