Seleccionar página

Desvelarse de manera continua arriesga el estado de salud, aun cuando no se consuma alcohol o alimentos ricos en grasas o carbohidratos. Basta con no dormir un promedio de siete horas diarias por cualquier motivo, para que el desvelo se refleje en la respuesta del organismo.

desvelada

Los primeros síntomas de una desvelada son la fatiga y el dolor de cabeza, pero acumular cansancio con varias desveladas seguidas tiene repercusiones más severas en el buen funcionamiento orgánico.

Otras manifestaciones de acumular noches sin dormir el número de horas recomendadas y tener que cumplir al día siguiente con las actividades cotidianas son cambios de personalidad con un aumento en la agresividad, ansiedad o depresión y sus efectos en las relaciones sociales.

Por desgracia, esas horas de sueño nunca se recuperan y ese tiempo se pierde definitivamente aun cuando se descanse físicamente. Además, el insomnio y las desveladas destruyen las neuronas.

Uno de los mayores riesgos producto de las trasnochadas es que la persona puede tener un súbito incremento en la presión arterial, resultado, precisamente, de robarle horas al tiempo de descanso. También, el daño corporal o emocional, fruto del desgaste ocasionado por las desveladas, se puede presentar a cualquier edad y puede manifestarse a largo plazo, es decir, seis meses después de la serie de trasnochadas.

Por ello, es importante contar con hábitos de sueño como dormir ocho horas diarias y tener costumbre de dormir a una hora estipulada. Para dormir bien lo mejor es evitar fumar y consumir alcohol, cenar en demasía o ingerir refrescos de cola, café,té negro o bebidas energéticas, así como apagar el televisor