Seleccionar página

Cualquiera es un buen día para decidir dejar el carro en la casa y transportarnos en bicicleta hasta el trabajo. Existen muchos beneficios, como por ejemplo: no más gasolineras, no más pérdidas de tiempo atorados en el tráfico, llegar al trabajo sin estrés, contento y con una sensación de tranquilidad. 

bici

Sin embargo, a pesar de las ventajas, usar la bicicleta para transportarnos también tiene sus bemoles. Es bastante penoso y desagradable llegar todo sudado, sobre todo si en la jornada nos reunimos con clientes, proveedores y otros visitantes.

El sudor es una reacción natural del cuerpo para refrigerarse en situaciones de calor, y aunque no es posible evitar sudar al 100%, en este articulo te daremos algunos tips para llegar presentable al trabajo después de habernos transportados en bicicleta.

• Utiliza ropa clara. Refleja mucho mejor el calor, y tiene la ventaja de hacernos más visibles por la noche, por supuesto que habrá ocasiones en los que se preste el llevar un cambio de ropa, pero en general no es necesario y si lo requieres puedes traer dentro de tu equipaje la camisa del trabajo con un cartón rígido en su interior, así lograrás llegar sin arrugas.

Respecto al calor corporal, el cuerpo suda en función del esfuerzo, lo cual podemos modular. La clave es ir a una velocidad moderada, eligiendo caminos con sombra y con poco tráfico.

• Evaporar el sudor producido. Para ayudar al proceso, debemos utilizar ropa suelta de tejidos que transpiren. Hay que evitar por todos los medios llevar mochilas en la espalda, ya que es la mayor superficie de evaporación, es recomendable mejor usar algún morral pequeño o introducir tus pertenencias en la canastilla.

• Para llegar presentable al trabajo es fundamental salir con tiempo. Calcula cuánto tiempo haces de tu casa al trabajo, así en lugar de salir para llegar justo a tiempo, tratemos de llegar cinco o diez minutos antes para poder darnos un ligero retoque.

• Secarse rápido en cuanto hayamos terminado el viaje es crucial. Parados y entrando a cualquier edificio, el sudor ya no se evaporará. Una toalla, o incluso el propio papel higiénico del baño en caso de urgencia nos puede ayudar, inclusive puedes aplicarte un poco de desodorante para evitar el mal olor.

En algunos empleos podemos tener la suerte de disfrutar de una rápida ducha, por lo que debemos llevar todo lo necesario para estar perfectos en nuestro trabajo después de llegar en nuestra bici.

¡No olvides utilizar tu casco! Así irás bien protegido y evitarás arruinar tu peinado.