Seleccionar página

El amor no correspondido es algo normal, a casi todos nos ha pasado alguna vez, que nos hemos fijado en personas poco adecuadas o que no sentían lo mismo.

amor-no-correspondido-3

El amor no correspondido es uno de los más dolorosos problemas del corazón. Estar enamorado de una persona que no siente lo mismo por uno es una gran desilusión y por supuesto, motivo de depresión, ansiedad y baja autoestima.

Si estamos pasando por esta fea experiencia, debemos mantener, primero y principalmente, una actitud realista y positiva al mismo tiempo.

Para poder sobrellevar este proceso, hay que aceptar la realidad. Si la otra persona no tiene interés romántico en nosotros, no hay nada que podamos hacer. No podemos obligar a la otra persona a estar con nosotros, mucho menos podemos obligarla a que nos quiera.

Por lo general, surgen preguntas como “¿Qué hice mal para que no me quiera?”, “¿Cómo puedo cambiar la situación?”, pero la verdad, no ganamos nada con hacer hipótesis acerca de la situación.

Uno nunca sabe las vueltas de la vida, la persona que nos rechaza hoy, puede ir a buscarnos mañana. Sin embargo, vivir pendiente de una esperanza es terrible, así que hay que tratar de olvidarla y seguir adelante. Tratar de eliminar todo tipo de contacto con esa persona hasta que sintamos que lo hemos superado.

En este difícil proceso que es olvidar un amor no correspondido, nos dará mucha fuerza rodearnos de los más cercanos, familia y amigos, para desahogar nuestros sentimientos, nuestro enojo y desilusión.

Por más que estemos tristes, no dejemos que ese sentimiento nos haga perder la confianza de que todo estará mejor. Es importantísimo que tengamos una actitud positiva. Cuando sintamos que nos da el bajón, hagamos algo para impedirlo, como hacer ejercicio, visitar a una amiga, navegar por Internet, ir de compras.

Aunque no parezca, pronto nos estaremos riendo de todo esto. Nunca dejemos de creer en el destino: la persona indicada llegará a nuestra vida cuando menos lo esperemos.