Seleccionar página

El maquillaje permanente se ha convertido en una moda ante la falta de tiempo que muchas mujeres profesionistas tienen para maquillarse; sin embargo, éste tiene sus riesgos.

maquillaje permanente

El maquillaje permanente es en realidad un tatuaje. Para comenzar, puede estar mal hecho y eliminarlo no es un proceso fácil. De acuerdo con el Centro Médico de la Universidad de California Davis, es muy común ver cientos de mujeres desilusionadas con su maquillaje permanente y dispuestas a que sea eliminado.

Sin embargo, como cualquier tatuaje, existen complicaciones serias como infecciones, granulomas y reacciones alérgicas. Otras consecuencias son el efecto que una resonancia magnética puede tener, ya que los imanes pueden irritar la zona, inflamarla o bien generar dolor. También, existen numerosos testimonios sobre cáncer de piel en la zona y reacciones alérgicas al sol.

A pesar de que el tratamiento tiene una duración de dos a cuatro años, se deben realizar algunos retoques, pero sobre todo, este método está contraindicado para personas que padecen hepatitis,diabetes o VIH y no se puede aplicar sobre lunares o pecas.

Es indispensable que para realizarse un delineado permanente, se acuda con un especialista, quien debe ofrecer la información y los cuidados que se necesitan para mantener un óptimo estado de salud y un maquillaje intacto.