Seleccionar página

A 3 semanas del referendo sobre la permanencia o independencia de Escocia del Reino Unido, el primer ministro británico David Cameron habló de las ventajas del mercado común, de la libra esterlina como moneda y del comercio generador de empleos.

cameron

La Confederación de la Industria Británica (CBI, por sus siglas en inglés) afirmó que “estamos unidos por la familia, valores y comercio” y admitió que no da “por un hecho” la permanencia de Escocia en el Reino Unido.

En un breve discurso a pocas semanas del plebiscito, el primer ministro aseveró que Escocia tiene acceso a un mercado de 60 millones de personas por lo que hizo un llamado “a permanecer juntos y aprovechar esa ventaja”.

“Este es uno de los mercados comunes más antiguos y exitosos del mundo”, señaló Cameron. Recordó que Escocia tiene un intercambio comercial con Reino Unido que es el doble de grande del que tiene con el resto del mundo y contribuye a la creación de 1 millón de empleos.

“El 90% de los servicios financieros escoceses operan en Gales, Inglaterra e Irlanda del Norte” y otras industrias exitosas se desarrollan en el marco de un mercado común, con reglas comunes y una moneda común sin costos de transacción, aseguró el político.

Entretanto, más de 200 hombres de negocios escoceses firmaron una carta pública donde apoyan la campaña “Yes” en favor de la independencia.

Por otra parte, unos 130 empresarios emitieron otra misiva expresando su apoyo a la campaña “Juntos Mejor” y en contra de la independencia escocesa.

Durante el referendo del próximo 18 de septiembre los escoceses responderán a una sola pregunta “¿Debería Escocia ser un país independiente? Sí o no”.

(ntx)