Seleccionar página

El jefe de Gobierno del DF, Miguel Ángel Mancera, presentó su propuesta para incrementar a 82.86 pesos el salario mínimo por día, para poder cubrir las necesidades básicas de la población.

Ciudad_de_Mexico

Esto implicaría un incremento de cerca de 25 por ciento, pues el actual salario mínimo para el Área Geográfica A (DF, península de Baja California y algunos municipios de Chihuahua, Guerrero, Jalsico, Estado de México, Nuevo León, Sonora, Tamaulipas y Veracruz) es de 67.29 pesos diarios.

Mancera Espinosa explicó que un sueldo de este nivel alcanza para cubrir la canasta básica alimentaria, fijada por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) como la línea de bienestar mínimo por persona al mes, y que incluye productos como tortilla, pan, sopa, arroz, frijoles, cereales, carne de res, pollo, pescado, leche, queso, huevo, frutas, verduras y hortalizas, entre otros.

“La meta final del sexenio es llegar de manera gradual a los 171 pesos”, dijo este jueves en conferencia de prensa para oficializar su iniciativa. La nueva suma sería para cubrir la canasta básica no alimentaria (que incluye rubros como salud, vivienda, transporte público, vestido, educación, etcétera).

Descartó que esta medida vaya a provocar inflación si se realizan los “ejercicios previos” para evitarlo, y también rechazó que se afecte la productividad, al asegurar que en otros países una medida como ésta ha generado incluso un mayor rendimiento laboral.

También señaló que enviará una copia de su propuesta al Banco de México (Banxico), al Congreso de la Unión, a la ALDF y a la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago).

Sobre las empresas, el mandatario capitalino dijo que para que éstas puedan cumplir con dicho aumento, se les podría exentar del impuesto a la nómina a las Mipymes durante el primer año.

“Voy a acudir con los empresarios, con los sindicatos a poner sobre la mesa esta propuesta a que nos digan qué es lo que piensan”, adelantó.

Concretar esta iniciativa requiere modificar entre 280 y 290 leyes federales, así como entre 12 y 125 locales. Agregó que entre las modificaciones necesarias está el dejar de usar el salario mínimo como referente para fijar multas, al considerar que debido a esto se dejó de lado el espíritu de esta unidad de medida.

Destacó que aproximadamete siete millones de personas ganan el salario mínimo en México. Y rechazó que su propuesta pueda generar desempleo, que sea una “simulación económica” o provoque inflación, porque ésta no llegaría ni al uno por ciento.

Explicó que los salarios no fueron el detonante en las crisis económicas de 1976, 1982-83 y 1987, en tanto que las de 1994-95 y 2009 “nada tuvieron que ver con supuestas decisiones populistas o ‘incrementos por decreto’ en los salarios; sin embargo, en ambos episodios el salario de los trabajadores volvió a perder su poder adquisitivo”.