Seleccionar página

La ingesta de antidepresivos durante el embarazo podría estar relacionada con el riesgo de hiperactividad (TDAH) en los niños.

hiperactividad

Estos desórdenes se caracterizan por una fuerte impulsividad y la dificultad para permanecer sentado en el mismo lugar o esperar su turno.

Además, se observa un riesgo persistente de TDAH tras una exposición a los antidepresivos, particularmente durante el primer trimestre del embarazo.

Este estudio estadístico fue realizado con datos de un sistema de cuidados del noreste de Estados Unidos, con una muestra de dos mil 243 menores con problemas de TDAH y con mil 377 niños con autismo. El objetivo inicial era establecer si los antidepresivos durante el embarazo son causantes del riesgo creciente de autismo, como lo habían sugerido algunas investigaciones.

En este sentido, los investigadores estiman que, finalmente, el vínculo “no es significativo”, pues hay que tener en cuenta otro factor potencialmente agravante para el autismo en el niño: el estado depresivo de la madre. En cambio, encontraron que la asociación es “significativa” entre la ingesta de antidepresivos por parte de la madre gestante y el riesgo de desórdenes de atención con hiperactividad en el niño.

No obstante, este riesgo es modesto en términos absolutos y el resultado puede haberse visto afectado por errores en materia de clasificación, reconocen los investigadores, que reclaman estudios adicionales sobre este asunto.