Seleccionar página

El sector externo se confirma como el principal motor de la economía mexicana al mantenerse el dinamismo en la demanda proveniente del exterior durante el primer mes del tercer trimestre del año.

Balanza-de-pagos-y-balanza-comercial

Indicadores del segundo trimestre de 2014, entre ellos la revisión del PIB de dicho período, mostraron una mejor evolución en la actividad industrial, motivada a su vez por la demanda de manufacturas que proviene del extranjero.

La dinámica de este sector sería la base para el mejor comportamiento de la economía mexicana durante el segundo semestre del año, donde ésta buscará alcanzar los estimados oficiales que se ubican entre 2.5 y 2.7 por ciento.

En julio, las exportaciones avanzaron 4.5% en comparación con el mismo mes del año anterior, su sexto avance consecutivo o bien el número 13 de los últimos 14 meses, aunque menor al crecimiento mostrado en los últimos 2 meses.

La continua expansión de las exportaciones habla de que el sector externo mexicano sigue aprovechando la recuperación económica estadounidense, que si bien tuvo un mal inicio de año por el intenso frío que provocó una contracción en el primer trimestre, se recuperó a lo largo del segundo trimestre y comienza de forma positiva el tercero.

Dentro del crecimiento de las exportaciones del mes pasado, destaca el avance de las manufactureras que subieron 7.6%, el aumento número 17 consecutivo y la mayor expansión desde septiembre del año pasado cuando las exportaciones crecieron 11.8%. Creciendo ligeramente por encima del ritmo que se había mostrado en junio.

Dentro de ese rubro, las exportaciones automotrices son claramente la turbina que ha impulsado el avance del sector manufacturero exportador. Las ventas en el exterior de esa industria en México avanzaron 14.6% en julio en términos anuales, el crecimiento 22 consecutivo ye el más alto desde septiembre de, dijo el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, la agencia encargada de elaborar las cifras económicas y sociales de México, en un comunicado.

Las exportaciones de julio recortaron su crecimiento anual respecto al observado en junio por efectos de una importante contracción en las exportaciones petroleras. Ese tipo de exportaciones cayeron 19.4% en julio contra el mismo mes del año anterior, de modo que han mantenido su tendencia decreciente que inicio desde mediados del año anterior.

En el primer semestre del año, México registró exportaciones por 226,389.6 millones de dólares, o un avance acumulado de 4.3% contra el mismo periodo del año anterior.

Las exportaciones manufactureras en el periodo enero-julio avanzaron 6.0% a 189,131.2 millones de dólares, mientras que las automotrices avanzaron 10.4% a 60,769.5 millones de dólares.

Por lo que se refiere a las petroleras, estás registran una caída de 8.6% en los primeros 7 meses del año.

En cuanto a las importaciones, éstas subieron 3.1% en julio, el séptimo avance en ocho meses. El aumento de julio contra el mismo periodo del año pasado se debió al avance de 4.7% en las importaciones no petroleras, además del crecimiento de 2.5% en bienes de consumo y 3.1% en bienes intermedios.

Los crecimientos registrados por las importaciones intermediarias y de bienes de capital podrían indicar que muchas empresas exportadoras están intensificando las compras de materias primas y maquinaria y equipo en el extranjero para satisfacer la mayor demanda de sus productos proveniente del exterior, como reflejan las mayores ventas afuera de las fronteras del país.

En términos acumulados, las importaciones avanzaron 3.2% en el periodo enero-junio, contra ese semestre de 2013, el crecimiento acumulado positivo número 53. Las importaciones acumuladas no han registrado una caída desde diciembre de 2009 cuando registraron un descenso acumulado de 24.1% por la crisis financiera y económica internacional que incluso provocó una recesión de 6% a la economía mexicana ese año.

Ahora bien, en términos desestacionalizados, las exportaciones crecieron 1.59% en julio respecto a junio, impulsadas por avance mensual de 3.78% por parte de las exportaciones no petroleras, mientras que las importaciones cayeron 0.6% el mes pasado contra el antepasado.

El mes pasado, México exportó en total 33,710 millones de dólares, mientras que importó 34,690 millones. Esto dejó al país con un déficit en su balanza comercial de 980 millones de dólares en el séptimo mes de 2014, ligeramente mayor que las expectativas del consenso y menor al déficit de 1,400 millones de dólares del mismo mes del año anterior.

 

Vía Sentido Común, Content Partner de Urban360 www.sentidocomun.com.mx