Seleccionar página

La presidenta argentina, Cristina Fernández, sugirió el día de ayer comenzar a pensar en un posible cambio de ubicación de la capital del país sudamericano.

Cristina_Fernández

“Es una idea. Tenemos que discutirla y pensarla entre todos los argentinos”, afirmó Fernández en un evento en la ciudad de Santiago del Estero.

En 1983, el entonces presidente argentino, el radical Raúl Alfonsín (1983-1989), propuso  mudar la capital de Buenos Aires a la sureña ciudad de Viedma, sobre el Atlántico, pero la iniciativa fracasó.

Fernández recordó que en aquel entonces, ella y su marido y antecesor, el fallecido Néstor  Kirchner (2003-2007), apoyaron la propuesta de Alfonsín porque “hay una necesidad de rediseñar el país estratégicamente”.

“No significa que hay que hacer esto (mudar la capital), pero por lo menos empezar a pensarlo”, sostuvo Fernández.

La mandataria afirmó que “tal  vez” la capital podría estar “más al centro del país”, como la ciudad de Santiago del Estero, capital de la provincia homónima y con una población de  360,923 personas.