Seleccionar página

La Suprema Corte de Justicia de la Nación determinó que la CFE sí es autoridad para efectos de juicios de amparo, cuando emite actos relacionados con la prestación del servicio público de energía eléctrica en exclusiva.

Luz

En un cambio del criterio que hasta hoy había tenido la SCJN, los ministros de la Segunda Sala determinaron que ahora cualquier ciudadano podrá ampararse contra los cobros excesivos de la luz, corte del suministro y otras acciones de autoridad relacionadas con el servicio, en contra de la Comisión Federal de Electricidad.

Consideró que “resultaba claro que en la suscripción del contrato de suministro de energía eléctrica el usuario se somete a las condiciones que dicta la Secretaría de Economía, con visto bueno de la de Energía, y que derivan de la ley, sin posibilidad de negociación, aspecto que no es característico de los contratos entre particulares en un plano de igualdad, de manera que en el caso tal contrato no emerge de un plano de igualdad”.

Ello luego de que en la sesión privada de esta semana, la Segunda Sala interrumpió diversos criterios que establecían que la CFE no es autoridad para los efectos del juicio de amparo cuando lo que se reclama es el aviso recibo por consumo de energía, ajuste, cobro o corte del suministro.

Afirmaron que adquiere mayor relevancia si se considera que en el país la CFE es el único organismo que presta el servicio de energía eléctrica.

Por ello, el usuario debe someterse por completo a las disposiciones que dicta en los contratos, pues de lo contrario no podría obtener el servicio.

La Segunda Sala concluyó que dichos contratos no pueden considerarse entre particulares, sino verdaderos contratos administrativos, lo que demuestra que no son un acto de comercio debido a que la CFE no persigue fines de lucro o de especulación comercial con el servicio.

La CFE actúa por mandato y obligación constitucional de generar, distribuir y abastecer de energía eléctrica a todo el territorio nacional, procurando de esa manera el desarrollo económico y social del país.

En este sentido, contra los actos que la CFE emite en la prestación del servicio público que otorga en exclusiva, procede el recurso de revisión o el juicio de nulidad, sin perjuicio de la procedencia del juicio de amparo cuando se reclamen normas generales.