Seleccionar página

El gobierno federal descartó la clausura definitiva de la empresa Buenavista del Cobre (filial de Grupo México) que derramó más de 40 millones de litros de residuos peligrosos al río Sonora, por considerar que “lo relevante” es el compromiso de la empresa en la compensación económica de los afectados.

derrame

El secretario de Economía, Ildefonso Guajardo Villarreal, dijo que el gobierno no puede descartar ninguno de los instrumentos que tiene a la mano para sancionar a la minera, lo cierto es que debe tomarse en cuenta que actualmente la empresa contrata a dos mil trabajadores y potencialmente, “en condiciones de cumplimiento en toda su regulación podría generar diez mil fuentes de empleo. Lo que tenemos que garantizar es que lo haga en absoluto respeto a las regulaciones ambientales existentes”.

Por su parte, el grupo Banamex Accival consideró que sería contraproducente cerrar la mina por considerar que dicha acción asuste a los inversionistas, principalmente en el rubro de concesiones en materia energética.

Precisó que de acuerdo con la nueva Ley de Responsabilidad Ambiental, se considera la posibilidad de revocar la concesión en casos en los que la compañía no intenta resolver el problema inmediatamente, si persisten los problemas, o si la empresa no acata órdenes de las agencias gubernamentales, destacó Banamex Accival.

“Ninguno uno de estos tres supuestos parece aplicable en este caso. Algunos políticos también han exigido que se revoque la concesión a Grupo México, pero esta medida parece no sólo ser ilegal, sino muy contraproducente si se quiere atraer a inversionistas al segmento de concesiones de energía”, dijeron analistas.