Seleccionar página

El presidente estadunidense Barack Obama dijo ayer que el asesinato del periodista Jim Foley no quedará sin castigo y prometió que Estados Unidos actuará “donde se requiera” en el mundo para proteger a sus ciudadanos e intereses.

Obama

“Nuestro mensaje para cualquiera que lastime a nuestra gente es simple: Estados Unidos no olvida, nuestro alcance es amplio, somos pacientes y se hará justicia”, dijo el mandatario al recordar al fotoperiodista independiente asesinado en Siria.

Hablando en Charlotte, Carolina del Norte, ante la Convención Nacional de la Legión Americana, recordó que su gobierno ha dado muestras de su determinación de perseguir a quienes han atentado contra el país y sus ciudadanos.

Semanas atrás, Obama anunció una campaña de ataques aéreos dirigidos en el norte de Irak con el propósito de detener el avance del grupo radical Estado Islámico de Irak y Siria (ISIS), que ha asumido el control de amplias porciones de ese territorio.

La semana pasada, ISIS ejecutó a Foley, quien fue secuestrado dos años antes en Siria, en represalia por esa campaña, y advirtió de su determinación de ejecutar a otro periodista estadounidense que mantiene cautivo si esta continúa.

Obama reconoció que erradicar “un cáncer como ISIS no será fácil ni rápido, pero tiranos y asesinos antes que ellos deben reconocer que esa visión de odio no es rival para la fuerza y esperanzas de gente unida a favor de la seguridad, dignidad y libertad”.

(ntx)