Seleccionar página

La 66a entrega de los premios Emmy se llevó a cabo y la serie producida por AMC, Breaking Bad, fue la más galardonada.

220px-Premio_Emmy

Conquistó cinco estatuillas: Mejor Serie, Mejor Actor, Mejor Actor de Reparto, Mejor Actriz de Reparto y Mejor Guión, todas en la categorías de drama.

En contraste, Orange is the New Black no logró ninguno de los premios.

Modern Family se alzó nuevamente en el género de comedia al llevarse el Emmy en las categorías de Mejor Actor de Reparto (Ty Burrell), Mejor Dirección (Gana Gail) y Mejor Serie de Comedia. Se trata del quinto Emmy que consigue la emisión a lo largo de su historia.

El momento más íntimo de la noche lo protagonizó Billy Crystal, quien rindió homenaje al fallecido actor Robin Williams.

La actriz colombiana Sofía Vergara protagonizó el momento más polémico, al ejercer de mujer objeto en una broma sobre el escenario del teatro Nokia de Los Ángeles que no hizo gracia a muchos espectadores.

Por su parte, Aaron Paul, quien se dio a conocer después de interpretar a Jesse Pinkman en la serie multigalardonada Breaking Bad, agradeció a Vince Gilligan, creador de la serie, la forma en cómo confió en él para poder interpretar al personaje drogadicto que se une con Walter White para hacer la mejor metanfetamina de Estados Unidos.

“Por Vince Gilligan es que ahora tengo una carrera. Él fue quien desde el principio quería verme actuar, porque después de que audicioné, todos decían ‘no, nosotros no creemos que sea necesario ese papel’, pero él luchó por mí y me dio el trabajo”, indicó Paul en entrevista.

El actor, recién ganador del Emmy por Mejor Actor de Reparto en una Serie de Drama, aseguró que a diferencia de otros de sus colegas, no le gusta tener los reflectores encima de él todo el tiempo.