Seleccionar página

La economía mexicana volvió a perder atractivo como un polo de atracción de inversión extranjera directa en el segundo trimestre del año.

inversion_extranjera_mx

La inversión extranjera directa cayó 88.6% en el periodo abril-junio contra el mismo lapso de 2013, luego que registró una entrada de capitales foráneos de 2,304 millones de dólares, comparado con 20,179 millones en el mismo periodo del año anterior.

Claro que la caída tan pronunciada se debió en buena medida al ingreso al país de cerca de 18,000 millones de dólares en el segundo trimestre del año pasado por el cierre de la venta de la mayor cervecera mexicana, Grupo Modelo, a la compañía cervecera internacional Anheuser-Busch InBev.

Del total de la inversión extranjera directa, las reinversiones de utilidades de empresas foráneas en México (4,025 millones de dólares), junto con el endeudamiento de filiales con sus matrices (1,434 millones) pudo compensar la salida de inversiones directas en México por 3,155 millones, dijo Banco de México en su reporte trimestral sobre la balanza de pagos del país.

En cuanto a la inversión directa extranjera por sectores, la mayor inversión durante el periodo abril-junio se dirigió a la industria manufacturera –71.8%– mientras que los servicios financieros ocuparon el segundo lugar con 20.3%.

Por países, España ocupó el lugar número uno con 26.1% de la inversión directa. Países Bajos y Bélgica ocuparon el segundo y tercer lugar con 20.1 y 13.0%, respectivamente. Estados Unidos llegó cuarto con 10.3% del total de la inversión en el segundo trimestre.

En contraste con la pérdida del interés por parte de los extranjeros para invertir en fábricas o maquinaria y equipo en México, la compra de papeles mexicanos para parte de inversionistas extranjeros creció en 20 veces en el segundo trimestre de este año, contra el mismo periodo de 2013.

En este rubro, el país recibió 22,926 millones de dólares en el periodo abril-junio, comparado con 1,146 millones en el segundo trimestre del año pasado.

En cuanto a la inversión de los extranjeros en instrumentos mexicanos, la mayor parte de ellos adquirieron deuda emitida por el gobierno por un monto total de 11,266 millones de dólares. De esa cantidad, los extranjeros destinaron 7,190 millones a comprar instrumentos emitidos por el gobierno en el país y 4,076 a adquirir bonos gubernamentales emitidos en el exterior.

La inversión extranjera en instrumentos emitidos por empresas privadas, tanto bonos como acciones, sumó 6,264 millones de dólares, en el segundo trimestre. Además los extranjeros adquirieron 5,993 millones en papeles mexicanos de empresas privadas colocados en mercados internacionales, mientras que mexicanos compraron 597 millones de dólares de deuda gubernamental mexicana en monedas extranjeras.

La caída en la inversión directa y el alza en la inversión en instrumentos financieros pueden explicarse por el compás de espera en el que tal vez entraron las empresas extranjeras para ver si se aprobaban o no las reformas al sector de las telecomunicaciones y a la industria energética.

Una vez que esas dos reformas han quedado aprobadas, y en términos bastante favorables para quienes quieran invertir en el país, los especialistas esperan un repunte de la inversión extranjera directa en los siguientes meses.

Por su parte, el incremento en el flujo de recursos hacia papeles emitidos por el gobierno o compañías privadas en mercados extranjeros, o incluso en el país, también puede explicarse por el optimismo con el que los inversionistas vieron el desarrollo de la discusión en el Congreso mexicano de esas dos reformas.

Los inversionistas extranjeros apostaron así a que los cambios se darían en buenos términos, por lo que probablemente el flujo de recursos en papeles descienda en las próximas semanas a fin de ver cómo ejecuta el gobierno los cambios aprobados.

En términos semestrales, la inversión extranjera directa sumó 9,733 millones de dólares, o una caída de 66.2% contra el mismo periodo de 2013. La inversión en cartera fue de 33,156 millones, o dos veces y media más que los 13,905 invertidos en esos instrumentos por extranjeros en el periodo enero-junio del año pasado.