Seleccionar página

El gobierno federal anunció diversas acciones para evitar que los migrantes utilicen el tren de carga conocido como “la Bestia” como medio de transporte en su camino hacia la frontera norte.

Mayab

El coordinador para la Atención Integral de Migración en la Frontera Sur, Humberto Mayans, expuso durante la presentación del Programa Integral Frontera Sur que el plan tiene tres objetivos: evitar que los migrantes pongan en riesgo su integridad al usar un tren que es de carga; desarrollar estrategias puntuales que garanticen la seguridad y la protección de los migrantes; y combatir y erradicar a los grupos criminales que vulneran sus derechos.

“Vamos a reforzar la seguridad en vías e instalaciones ferroviarias; fortaleceremos la coordinación regional y local con las autoridades respectivas; y mantendremos una comunicación permanente con los consulados de los países centroamericanos basada en la corresponsabilidad”, dijo Mayans.

Asímismo, anunció una inversión de 6 mil 58 millones de pesos para restaurar vías y vagones, con la finalidad de aumentar la velocidad y evitar que suban más viajeros migrantes.

Detalló que las acciones y programas de la frontera sur se enfocarán de manera particular en los 23 municipios limítrofes con Guatemala y Belice.

Las acciones contra el crimen prevén fortalecer las tareas de investigación e inteligencia para combatir el tráfico y la trata de personas, así como la operación de pandillas y otras organizaciones criminales, y se fortalecerán las fiscalías para la atención de los migrantes.

Asimismo, reiteró que en esta estrategia el gobierno actuará con un estricto apego a los derechos humanos y se buscará colaborar con organismos civiles en pro de los migrantes.

Por su parte, los directivos del tren no descartan que existan operadores amenazados por bandas de delincuentes que cobran a los migrantes; sin embargo, también señalan que no están facultados para actuar.

Al considerar que los migrantes han ocupado por mucho tiempo el tren de carga para viajar en su lomo hacia Estados Unidos, se ha procurado entre la tripulación el respeto a los migrantes.

“Respetar los derechos humanos de los migrantes está en el ánimo de todos, de las autoridades y del gobierno federal”, destacaron.