Seleccionar página

La Guardia de la Revolución Islámica de Irán aseguró haber derribado un avión no tripulado israelí cerca de la central nuclear de Natanz, en el centro del país, luego de ser interceptado y rastreado.

avión Israel

El llamado dron israelí, con capacidad para evadir el radar, fue derribado con un misil tierra-aire antes de que lograra llegar a la planta de Natanz, ubicada a unos 300 kilómetros al sur de Teherán.

Los guardianes revolucionarios no especifican cuándo fue abatido el avión sin piloto, ni cómo sabían que el aparato era israelí, pero aseguran que tenía la misión de espiar las actividades de enriquecimiento de uranio en la planta de Natanz.

La Guardia Revolucionaria y el resto de fuerzas armadas de la República Islámica de Irán han advertido que están preparadas para defender el país con decisión y se reservan el derecho de cualquier medida de represalia.

Hasta el momento, Israel no se ha pronunciado respecto a esa información, pero con anterioridad Tel Aviv no ha descartado tomar acciones militares contra las instalaciones nucleares de Irán si progresa su capacidad para construir un arma atómica.

En la planta nuclear de Natanz operan más de 5,000 centrifugadoras, sin embargo el enriquecimiento de uranio se ha detenido en varias ocasiones en esa central debido a las negociaciones sobre el polémico programa nuclear de Irán.

En virtud de un acuerdo alcanzado entre Irán y las 6 potencias mundiales en noviembre de 2013, la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) inspecciona dicha instalación.

Israel, Estados Unidos y otros países occidentales sospechan que Irán pretende dotarse de armas atómicas bajo la cobertura de su programa nuclear civil, sin embargo Teherán sostiene que su único objetivo es el uso pacífico de energía y tecnología.

(ntx)