Seleccionar página

Casi a todos nos ha pasado que en alguna receta cuando nos piden polvos para hornear o bicarbonato, y no contamos con alguno, pensamos: ¿Y ahora que hago?,¿puedo substituir uno con otro?, ¿estarán muy viejos estos polvos para hornear?

Bicarbonato de sodio y polvo de hornear_thumb[2]

Aquí te damos el A-B-C de estos ingredientes:

> Los dos son agentes leudantes, químicamente diferentes. La forma mas fácil de diferenciarlos es que el bicarbonato es alcalino que se tiene que activar con un ácido en forma líquida para crear dióxido de carbono que ayuda a levantar.

> Los polvos para hornear son una mezcla de bicarbonato y algún ácido seco, principalmente crémor tártaro separados por algún agente como la fécula de maíz, que los mantiene secos y separados hasta el momento de la cocción.

> Los polvos para hornear tienen la característica, generalmente de tener “doble acción” de levantamiento: la primera cando se humedecen los agentes y la segunda cuando se calientan.

> El bicarbonato, lo podemos guardar por mucho tiempo sin que pierda su efecto si está en un lugar seco y fresco. A diferencia de los polvos para hornear que pierden su efecto mas o menos un año después de que son abiertos.

> Para ver si todavía sirven mezcla un poco de bicarbonato con vinagre, si salen burbujas rápidamente todavía esta en buen estado para utilizarse. Los polvos para hornear mézclalos con agua, si salen burbujas los puedes utilizar.

> En realidad no intentes substituir uno con otro, cada uno tiene proporciones y propiedades distintas. Tampoco lo trates de cambiar por levadura.

banner haute cuisine