Seleccionar página

El presidente Enrique Peña Nieto puso en operación la nueva División de Gendarmería Nacional de la Policía Federal, que contribuirá a contener y desarticular a organizaciones delincuenciales que minen la actividad económica en donde se requiera.

epn gendarmeria

Luego de abanderar a esta nueva división de la Policía Federal, el mandatario aseguró que con ello se cumple el compromiso de poner al servicio de los mexicanos una nueva fuerza policial para asegurar el control territorial del Estado en las zonas con mayor debilidad institucional.

Al publicarse en el Diario Oficial de la Federación la reforma al marco normativo de la Policía Federal, hoy da inicio a un nuevo e innovador modelo de seguridad ciudadana y operación policial en el país, dijo.

En su diseño y organización se tomaron en cuenta recomendaciones de la sociedad civil, jefes de policía y titulares de Agencias de Seguridad de diversas naciones como Colombia, Francia, Estados Unidos, Italia, España y Chile.

“La Gendarmería contribuirá a contener y desarticular aquellas organizaciones delincuenciales que minan la actividad económica en un territorio determinado a través de ilícitos cómo robos, la extorsión y el secuestro”, expuso.

Advirtió que para asegurar que la corporación cumpla con eficacia sus responsabilidades el proceso de reclutamiento, selección y formación de sus integrantes fue riguroso. De los más de 130 mil que se registraron sólo cinco mil aprobaron los requisitos, entre ellos, las pruebas de confianza.

Enlistó los atributos de esta nueva corporación: formación policial y militar; capacidad de despliegue e itinerante y su cercanía con los ciudadanos, están capacitados para proteger y servir directamente a la ciudadanía mediante recorridos a pie o en caballería en zonas urbanas, rurales, turísticas y fronterizas.

La nueva corporación se evaluará constantemente con base en resultados concretos como la reducción del delito, la reapertura de negocios y la libre movilidad de personas y productos en las zonas atendidas.

Advirtió que un cambio cualitativo es la juventud de sus integrantes, prácticamente cuatro de cada cinco oficiales son menores de 30 años y el personal de mando es de 34 años, en promedio.

Además son preparados, 67 por ciento de quienes realizarán labores operativas terminó el bachillerato o cuenta con licenciatura de abogado, psicólogo e ingeniero, entre otras.

El titular del poder Ejecutivo federal llamó a los cinco mil jóvenes de la nueva corporación a honrar siempre el uniforme y la placa que los distingue cómo integrantes de la Gendarmería y reiteró que la nueva corporación crecerá año con año, en la media de sus resultados y necesidades del país.

(ntx)