Seleccionar página

El Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) ejecutó hoy a 18 palestinos acusados de colaborar con Israel, después de haber sido presuntamente condenados por tribunales de la Franja de Gaza.

hamasmembers ejecución

Las ejecuciones se llevaron a cabo de manera pública este viernes en la ciudad de Gaza, un día después de que Hamás comenzó una ofensiva contra los “informantes” palestinos de Israel luego que un ataque aéreo israelí mató a tres líderes del grupo islámico.

Un grupo de siete hombres fueron asesinados a tiros delante de una mezquita por hombres vestidos con el uniforme militar de Hamás después de las oraciones vespertinas de este viernes, de acuerdo con despachos de la agencia palestina de noticias Ma’an.

Voceros de Hamás, que gobierna el bloqueado territorio palestino, indicaron que se condujeron las ejecuciones una vez que concluyeron los procedimientos legales en contra de los acusados.

Los sospechosos de colaborar con el gobierno israelí son arrestados y llevados a “juicios militares revolucionarios”, presididos por expertos legales y de seguridad.

Con los siete de esta tarde, el número de palestinos ejecutados este viernes por esos cargos asciende a 18, luego de los 11 que horas antes fueron muertos por Hamás en una comisaría de Gaza.

El grupo islámico emprendió la víspera una campaña contra los palestinos que sospecha trabajan para el Estado judío, después de que tres de sus altos comandantes perecieron en un bombardeo israelí el pasado martes.

Tras comenzar su ofensiva, Hamás ejecutó a tres presuntos colaboradores de Israel y arrestó a otros siete.

Según los reportes, ciertos palestinos pasan información a los servicios de seguridad de Israel, que a menudo se utiliza para realizar arrestos o asesinar a figuras políticas y militantes de alto perfil.

La legislación palestina establece que la colaboración con Israel es castigada con la muerte, y todas los órdenes de ejecución deben ser aprobadas por el presidente antes de que puedan llevarse a cabo, pero Hamás ya no reconoce la legitimidad de Mahmoud Abbas.

(ntx)