Seleccionar página

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Chuck Hagel, reconoció hoy que el Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL) tiene un alto grado de sofisticación, tecnología, dinero y recursos militares nunca antes visto en un grupo extremista.

chuck hagel eiil

El EILL “es más que un simple grupo terrorista, son el maridaje de ideología, la sofisticación del poderío táctico estratégico y militar, están tremendamente bien financiados”, dijo el funcionario en una rueda de prensa.

Añadió que se trata de “algo más allá de lo que hemos visto, debemos estar preparados para cualquier cosa”.

Acompañado del general Martin Dempsey, Hagel habló sobre la fallida operación de rescate de los rehenes estadunidenses que el grupo mantiene en cautiverio.

Interrogado sobre por qué Estados Unidos no combate al EIIL en Siria, donde tiene un santuario, Hagel indicó que el gobierno del presidente Barack Obama continúa “explorando opciones en la región y cómo podemos ayudar a nuestros socios en esa área”.

Hagel defendió la revelación del operativo de rescate a pesar de las críticas del riesgo para otros secuestrados aún en poder de EIIL.

Indicó que se informó a los familiares y fue una decisión “unánime” y apuntó que se debería reconocer el esfuerzo porque se omitieron “especificaciones” de la operación.

Hagel y Dempsey desestimaron la noción de un fallo en la inteligencia estadunidense por la variedad de factores que se contemplan.

“Fue una operación perfecta, pero los rehenes no estaban ahí”, dijo el encargado de las fuerzas militares estadunidenses.

Sin embargo, remarcó que la inteligencia estadunidense creyó que los rehenes estaban en ese punto.

Dempsey reiteró que la misión fue ejecutada sin ningún fallo luego de un periodo “significativo” de preparación, planeamiento y ensayo, pero los secuestrados ya habían sido cambiados de lugar cuando llegaron miembros del equipo de Operaciones Especiales.

Dempsey reconoció que EIIL no podrá ser vencido sin enfrentar la parte de la organización que reside en Siria.

Expuso que eso se tendrá que enfrentar en ambos lados de lo que esencialmente en este punto es un frontera “no existente” al aludir el hecho de que el gobierno sirio carece de control del territorio donde opera el grupo extremista.

Aclaró que no se trata de una anticipación de posibles ataque aéreos estadunidenses en Siria y dijo que el problema requiere “una variedad de instrumentos”, incluidos diplomacia, economía, información y el ejército.

(ntx)