Seleccionar página

El consejero presidente del INE, Lorenzo Córdova, explicó que ante la posibilidad de que para el 2015 haya tres consultas populares, el Instituto Nacional Electoral tendrá la capacidad organizativa para realizarlas en caso de que cumplan con los requisitos de ley.

Elecciones

Al participar en la charla “Diálogo público del IFE al INE: ¿Avance o retroceso?” organizada por el Aspen Institute México, el consejero presidente del INE confió en la capacidad del organismo.

En la charla participó también el exconsejero del IFE José Woldenberg y estuvo moderada por el exrector de la UNAM, Juan Ramón de la Fuente.

Córdova Vianello explicó que el costo no se triplicaría en automático con respecto a las boletas electorales, porque la ley no los obliga a producir las papeletas de una consulta popular con el mismo papel seguridad y medidas que tienen las boletas electorales.

Asimismo, explicó que la ley prevé la utilización de un escrutador más para el conteo de consultas populares, si así se requiere.

El titular consideró que “la prueba de ácido” para el INE, serán las elecciones de 2015. Agregó que se actuará con mucha prudencia, ya que “cuando la autoridad electoral se convierte en un protagonista de los procesos electorales, me parece que algo no está funcionando bien”.

Córdova Vianello, aseguró que la implementación de la Reforma Política aún no termina.

“Antes de que de se publicarán las leyes generales, yo mismo compartía la preocupación de la ley mordaza que trae la Constitución como atribución de la autoridad electoral, existe un margen de discrecionalidad y donde hay discrecionalidad hay un terreno fértil para la incertidumbre, porque nadie sabe a ciencia cierta hasta donde va a llegar la autoridad electoral”.