Seleccionar página

Estudiar fuera del país es el sueño dorado de más uno; sin embargo, los costos que implica un posgrado en el extranjero son el primer reto a vencer.

mba-vs-cfa-heres-how-to-decide-which-one-to-get

La opción de viajar a otras latitudes es un común denominador en el espíritu de un universitario, lo único que se debe de cuidar es no perder el objetivo marcado y siempre tener presente que se va a estudiar.

Para lograr este objetivo, el primer paso es informarte. Debes realizar un presupuesto de los costos que tendrás que asumir, pues además de la manutención y las colegiaturas es importante considerar los gastos de viaje y los imprevistos.

Una vez que se tiene claro el presupuesto que se requerirá, es necesario crear una estrategia para fondearlo, para lo que puedes optar por dos caminos: el financiamiento y un fondo de ahorro.

Ante falta de liquidez, los créditos bancarios y de instituciones especializadas pueden ser una buena opción si se desea regresar a las aulas de inmediato. En México, los créditos educativos están diseñados para que durante el tiempo que uno se encuentre estudiando únicamente se salde los intereses y, posteriormente, al graduarse, se comience con el pago del préstamo ofrecido.

Ahora bien, para solicitar el financiamiento, hay que tener claro qué maestría y universidad se eligió, presupuestar cuánto se necesitará y en qué plazo, reunir los requisitos como comprobantes de identificación y la firma de un obligado solidario, es decir, un aval.

Además, existen otras alternativas de financiamiento como los apoyos y financiamientos preferentes del Banco de México o del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), para los cuales lanzan anualmente las convocatorias para poder acceder a una de las becas que otorgan.

La emoción por mudarse a un lugar nuevo puede traer problemas y existen algunos detalles que pueden escaparse, por lo que para no cometer ningún error, se debe tener bastante claridad.

Aunque se obtenga el financiamiento, pero aún así no alcanza para cubrir el posgrado, muchas veces se opta por buscar un segundo préstamo, que seguramente tendrá intereses muy elevados que nos pongan en una situación complicada a la hora de enfrentar los compromisos de pago.

Negotiations

Hay que tener cuidado al calcular los ingresos extra, pues si una de nuestras opciones es trabajar al mismo tiempo, se debe tener en cuenta que la oferta es como cualquier otra de trabajo y que se tendrá que cumplir con los horarios tanto del trabajo como de la escuela y además, cumplir con las tareas escolares.

Cuando se trata de estudiar en el extranjero se corre el riesgo de tramitar un crédito para pagar “unas vacaciones demasiado caras”, por eso es importante que si bien, hacer un MBA o una certificación de ingeniería se traducirá en una mayor calificación para nuestro currículum y la posibilidad de tener una posición laboral, se asegure que no se adquirirá una deuda. Debemos tener la certeza que eso nos dará un valor agregado en el mercado laboral y un sueldo suficiente para cumplir con los pagos.

Finalmente, es importante que se tenga el temple para vivir lejos de casa. De nada vale que se tramite una beca o un préstamo si a los dos o tres meses, se llegará a la conclusión de que es demasiado duro vivir solo en un nuevo lugar.