Seleccionar página

Los cuatro mexicanos detenidos en Brasil salieron de prisión y se encuentran en un departamento en la ciudad de Fortaleza que rentaron sus familiares, informó su abogado Xavier Olea.

cárcel Brasil

El litigante indicó que entre las medidas cautelares dictadas por las autoridades brasileñas se encuentra la retención de los pasaportes de los mexicanos y que sus clientes no podrán salir de Fortaleza, pero sí del departamento en el que vivirán. Además, tendrán que acudir cada 15 días al juzgado a firmar el libro de procesados.

Las otras opciones de libertad condicionada que tenían los mexicanos -descritas por su abogado- y a las que declinaron recurrir, eran usar grilletes electrónicos o que tengan que dormir en prisión, pero puedan salir durante el día.

Los mexicanos obtuvieron su libertad mediante el recurso de Habeas Corpus, valorado por la Primera Cámara Criminal del Tribunal del estado de Ceará, cuya capital es Fortaleza, pero fue el juzgado correspondiente el que determinó que fueran liberados.

Cuestionado sobre si sus clientes ya hablaron con la embajadora de México en Brasil, Beatriz Paredes, Olea indicó que no y que se comunicarán con ellos más tarde para solicitarles que “que le hablen a la embajadora para el efecto de que le agradezcan su intervención”.

Los exfuncionarios de la delegación Benito Juárez, Rafael Medina Pederzini y Sergio Eguren Cornejo, así como sus acompañantes Ángel Rimak Eguren Cornejo y Mateo Codinas enfrentarán el proceso en libertad bajo las reservas de ley brasileñas.

Los mexicanos fueron detenidos el 29 de junio en Fortaleza después del partido entre México contra Holanda. Están acusados de lesiones graves contra el abogado brasileño David de Queiroz Chaves tras un incidente con su esposa Leite Barbosa Chaves, también abogada.

El proceso contra los mexicanos podría durar entre seis y siete meses.