Seleccionar página
El presidente nacional del PRD, Jesús Zambrano, negó que ese instituto político tenga una deuda económica con el empresario argentino Carlos Ahumada, por lo que dijo que está en libertad de demandar a quien quiera.
Zambrano-Ahumada

Respecto a los millones de pesos que Ahumada Kurtz le exige al PRD para saldar deudas de la época cuando Rosario Robles era presidenta nacional de ese partido, Zambrano aclaró que ‘no se registró en ningún momento una deuda con este señor Ahumada, no hay ningún acuse de ningún contrato de ningún compromiso, mucho menos en ese monto del que se está hablando’.

En contra parte, Ahumada Kurtz dice que tiene en su poder un pagaré firmado por la actual secretaria federal de Desarrollo Social. El dirigente perredista retó al quejoso a mostrar los documentos y videos con que dice contar y que comprueban dicho adeudo, o “si se los quiere vender a alguien, lo haga para que hagan nota roja de la política”.

También externó que están a la espera de que el Instituto Federal Electoral (IFE) apruebe las reformas estatutarias que ese instituto político realizó durante su Congreso Nacional en noviembre pasado y así tomar decisiones para iniciar el proceso interno de renovación de la dirigencia.

Comentó que una vez que se tenga este reglamento se podrá emitir la convocatoria para la renovación de los órganos directivos, aunque dijo que está listo para que el 21 de marzo próximo, fecha en que concluirá su gestión, pueda entregar la presidencia del partido.

Detalló que se ha reunido con Cuauhtémoc Cárdenas, con quien, entre otras cosas, comentó sobre el tema y él a su vez le dijo que esperará a que el IFE resuelva sobre la reforma estatutaria.

Recalcó que será el Consejo Nacional el que determine la forma en que se realizará el proceso de elección interna y si son aprobadas las reformas estatutarias en los próximos 10 días, se podría emitir la convocatoria correspondiente.