Seleccionar página

Intensos enfrentamientos se registraron ayer en las inmediaciones de Tikrit, al noroeste de Bagdad, cuando las fuerzas de seguridad iraquíes avanzaban para retomar el control de la ciudad y eliminar a los militantes islámicos.

Ejercito Irak

Los combates se produjeron en el marco de la amplia campaña que el Ejército de Irak emprendió este martes contra el grupo Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL), que controla la ciudad natal del expresidente iraquí Saddam Hussein desde el pasado 11 de junio.

Los soldados iraquíes, respaldados con aviones de guerra, comenzaron a avanzar desde el sur y sureste hacia Tikrit, pero los combatientes del EIIL los enfrentaron a unos 10 km de la ciudad, capital de la norteña provincia de Saladino.

Después de que el EIIL tomó Tikrit, la ciudad ha sido controlada en su mayoría por grupos armados sunitas, entre ellos exmiembros del desaparecido Partido Baath, de Saddam Hussein.

Las fuerzas de seguridad iraquíes “liberarán a la ciudad y eliminarán a los terroristas del EIIL”, declararon fuentes castrenses a la agencia local de noticias Iraquí News.

Debido a que Tikrit es el corazón de la minoritaria comunidad sunita iraquí, inconforme con el gobierno chiita del país, existen preocupaciones de que estalle una guerra entre ambas sectas islámicas.

Minas terrestres, bombas en las carreteras y francotiradores instalados en los suburbios de la ciudad frenaron el avance del contingente militar, que logró desactivar unos 40 explosivos que halló a su paso.

La ofensiva en Tikrit comenzó 1 día después que las fuerzas Peshmerga kurdas, apoyados por decenas de aviones de guerra estadounidenses, recuperaron el control de la estratégica presa de Mosul que estaba en poder de los combatientes islámicos, tras días de enfrentamientos.

(ntx)