Seleccionar página

La Reserva Federal estadounidense sugirió de forma indirecta que podrían darse aumentos a ciertas tasas en los próximos meses luego que el desempeño de los mercados laborales y de la inflación se a cercan a las metas de largo plazo.

reserva federal eu

La sugerencia la reveló el banco central estadounidense al dar a conocer las minutas de su última junta de política monetaria, en la que mantuvo el ritmo de reducción de compras de bonos y su tasa de referencia.

“Las condiciones del mercado laboral y la inflación se han acercado a los objetivos de largo plazo de la Fed en los últimos meses y más aún, [los miembros de la junta] esperan que el progreso hacia esas metas continuará”, dijo el banco central estadounidense en las minutas sobre su última reunión.

Además, en esa transcripción de lo ocurrido, varios de los miembros del Fed Open Market Committee (FOMC), la unidad al interior del banco central que decide la política monetaria de la institución, dijeron que si la convergencia hacia los objetivos se produce más rápido de lo esperado, podría ser una señal apropiada para empezar a retirar la política monetaria acomodaticia, incluso si esta se da antes de lo anticipado.

Respecto al mercado laboral y al ligero cambio en los términos usados para describir su comportamiento conforme al comunicado anterior, los miembros de la Fed “juzgaron conveniente reemplazar la descripción de las últimas condiciones del mercado laboral, que mencionan únicamente la tasa de desempleo, por una descripción de la subutilización de los recursos de mano de obra, en función de su evaluación con relación a una serie de indicadores del mercado de trabajo”.

Por su parte en cuanto a la evolución de la inflación, las minutas dijeron que los miembros reconocieron “que la inflación se había ubicado recientemente algo más cerca del objetivo de largo plazo y de transmitir su impresión de que la probabilidad de una inflación persistentemente por debajo del 2% había disminuido un poco”.

Al darse a conocer las minutas, los mercados financieros reaccionaron negativamente por considerar que en los siguientes meses habrá un cambio de tendencia en la política monetaria estadounidense. Si así ocurre, los inversionistas podrían reducir las inversiones en acciones o en mercados emergentes dado que los bonos del tesoro de Estados Unidos ofrecerán muy probablemente mayores rendimientos.

Los índices accionarios de ese país borraron las ganancias del día tras la publicación de las minutas, aunque posteriormente repuntaron para probablemente cerrar con una ganancia. El Standard and Poor’s 500 Index mostraba ligeros cambios a un nivel de 1,986.57 a la 2:15 pm hora de México, un aumento de 0.2%, mientras que el Dow Jones Industrial Average ganaba 0.4%.

En ese mismo sentido el tipo de cambio mexicano resintió la interpretación del lenguaje hawkish de los inversionistas, depreciándose 0.6% para llegar a 13.11 pesos por dólar. Ayer el tipo de cambio interbancario cerró en 13.06 pesos por dólar.

Por su parte, el rendimiento del bono del Tesoro a 10 años ganaba 0.03 puntos porcentuales para ubicarse en 2.43%.

La transcripción también reveló que el mecanismo de ajuste a las tasas lo podría hacer la Fed vía otros mecanismos, mientras que dejarían intacta su tasa de fondos federales.

“Casi todos los participantes estuvieron de acuerdo en que sería conveniente mantener la tasa de fondos federales como la tasas de interés clave”, dijeron los miembros a través de las minutas, en las que se agregó que algunos de ellos sugirieron considerar otros mecanismos para poder reducir la liquidez en los mercados financieros afectando lo menos posible la actual tenencia de instrumentos financieros en poder de la Reserva Federal.

Algunas de las tasas que mencionaron esos miembros fueron: la tasa de interés que paga la Fed por el exceso de reservas que los bancos comerciales depositan en su cuenta, también conocida como Interest Rate on Excess Reserves o IOER; la ventanilla de depósitos a plazo (Term-deposit facility o TDF); o los “reportos overnight”.

Los miembros de FOMC dejaron en claro que el uso de otras tasas podría ser interpretado por los participantes del mercado como medidas de restricción, o tightening, con las implicaciones que podría tener esto en los mercados financieros.

 

Vía Sentido Común, Content Partner de Urban360 www.sentidocomun.com.mx