Seleccionar página

La sonrisa de una persona puede ayudar a abrir innumerables puertas, ya sea en lo laboral, académico y por qué no, en lo sentimental. Es de suma importancia causar una buena impresión en una primera entrevista del trabajo que tanto anhelas. O en aquella tan ansiada cita con un enamorado.

sonrisa-perfecta

El cuidado de la boca es esencial para tener dientes y encías saludables, así como para lograr una buena masticación que permita aprovechar mejor los nutrientes de los alimentos.

El esmalte dental es la capa externa dura y translúcida que rodea toda la superficie dental visible, es una capa protectora compuesta de sal de calcio (hidroxiapatita), comúnmente encontrada en rocas duras, ricas en minerales; y es considerado como el tejido más duro de todo el cuerpo, que se encarga de proteger al nervio dental contra cualquier agresión química o mecánica.

Existen algunos alimentos y bebidas que pueden llegar a dañar este esmalte como el té, el café, la cerveza, las bebidas gaseosas, el jugo de naranja y limón, piñas, duraznos, arándanos y granada.

Existe un ingrediente comúnmente utilizado en casi la mayoría de los productos para la higiene dental llamado fluoruro, que tiene la propiedad de adherirse al esmalte dental formando cristales de fluoroapatita que ayudan a resistir hasta un pH de 4.5 de acidez.

Es importante recordar que el esmalte dental puede recuperarse de algunas agresiones mediante los minerales de la saliva y la pasta dental. Sin embargo, una agresión constante seguramente llevará a la pérdida irreversible de esta capa protectora.

Enjuagarte con agua después de ingerir alimentos o bebidas ácidas puede ayudar a equilibrar el pH de tu boca y disminuir el daño a tus piezas dentales. No olvides el cepillado dental después de cada comida e incluye el uso del hilo dental antes de ir a dormir, además de hacer una visita al odontólogo para identificar desmineralizaciones y tratarlas antes de que se conviertan en caries dental.