Seleccionar página

El Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) acusó hoy a Israel de intentar asesinar su jefe militar, Mohammed Deif, al bombardear su casa en la Franja de Gaza, durante lo cual murieron su esposa y su bebé de ocho meses.

gaza-under-attack_1 hoy

“Israel rompió la tregua con el fin de asesinar a Mohammed Deif, aunque sólo civiles murieron en el lugar del ataque”, afirmó el líder de Hamas, Mousa Abu Marzouk, al dar cuenta del ataque de la aviación israelí, según reporte de la edición electrónica del Ynet News.

Pese a que el ejército israelí no especificó ninguno de los objetivos de los más de 60 ataques que lanzó en la Franja de Gaza entre la noche del martes y esta madrugada, en respuesta al lanzamiento de cohetes desde el enclave palestino, Marzouk dijo que Israel planeó la muerte de Deif.

Israel utilizó el alto el fuego y las conversaciones que se celebraron en El Cairo en los últimos días sobre una tregua permanente para recoger información sobre Deif y planear el atentado contra su vida, destacó el reporte del diario, uno de los más vendidos en Israel.

La casa de tres pisos de la familia del jefe militar en el barrio de Sheikh Radwan fue golpeada por cinco misiles, provocando la muerte de su esposa Abu Marzouk, su hijo de sólo ocho meses, y una tercera víctima, que no ha sido identificada, así como heridas a su hija de tres años.

El líder de Hamás exigió a Israel “revelar la verdadera razón que hay detrás del acto cobarde que cometió cuando bombardearon la casa de la familia de Deif”.

En tanto, Izz ad-Din, militante de las Brigadas Al-Qassam, ala militar de Hamas, advirtió que Israel pagará muy caro por la muerte de la familia de Deif, “Con esta acción traicionera, Israel abrió las puertas del infierno sobre sí mismo y pagará un precio muy alto”.

En medio de las condenas expresadas de Hamás, miles de palestinos participaron la tarde de este miércoles en la procesión del funeral de la esposa y el hijo del jefe militar de Hamás, cuya condición y destino se desconoce.

Durante el funeral, los participantes en el cortejo fúnebre gritaron frases de apoyo a Hamás y Deif, y pidieron a las Brigadas Al-Qassam responder a esta “masacre”.

En un comunicado, el Ejército israelí informó que más de 140 cohetes han sido disparados desde la Franja de Gaza contra territorio israelí desde que se rompió la tregua, tras los tres cohetes lanzados la tarde de ayer contra Israel, pese a que el alto al fuego expiraba a la medianoche.

Según el informe del ejército israelí, la aviación lanzó al menos 60 ataques, que se concentraron cerca de Beit Lahiya, en el barrio de Al-Zaytun en la ciudad de Gaza, en el campamento de refugiados de Maghazi, y en el centro y norte de la Franja de Gaza.

En medio de la tensión que prevalece en la zona, el gabinete israelí convocó este miércoles a una reunión de emergencia para examinar la situación, mientras que el presidente palestino Mahmoud Abbas viajó a Qatar para reunirse con el máximo líder de Hamás, Jaled Meshaal.

(ntx)