Seleccionar página

No hay nada que empañe más el sabor de un delicioso manjar que la acidez estomacal. Este malestar generalizado aplaca nuestro buen humor y absorbe nuestra energía.

acidez_final

La acidez de estomago es una sensación de quemazón que a veces es dolorosa. Puede aparecer a nivel del esternón o más arriba en la garganta o abajo en propio estómago, suele extenderse en todo este espacio desde el cuello hasta el abdomen.

Este padecimiento produce dolor, pero también puede causarlo un tratamiento muy riguroso contra ella. Esto concluye una reciente revisión de estudios sobre los riesgos de los inhibidores de la bomba de protones, potentes fármacos que reducen la secreción de ácido gástrico.

Según el estudio, estos remedios son eficaces, pero se usan en exceso. En adultas mayores, el uso prolongado de estos productos aumenta el riesgo de fracturas óseas y elevan el riesgo de contraer otras enfermedades como neumonía.

Para ello, recomiendan tomar fármacos menos potentes como tabletas antiácidas y bloqueadores de ácido, además de remedios caseros, como los siguientes:

– Gama de mascar: Investigaciones recientes han demostrado que las personas con acidez estomacal que mascaban gomas de mascar sin azúcar durante 30 minutos experimentaban un gran alivio. Esto se debe a que estimula la producción de saliva y facilita la eliminación de los ácidos que están causando el problema.

– Bicarbonato: El bicarbonato contribuye a neutralizar los ácidos estomacales. Si quieres disfrutar de este beneficio, solo tienes que mezclar entre media y una cucharadita de bicarbonato en un vaso de agua. Eso sí, no conviertas a este remedio en tu tratamiento de todos los días. El bicarbonato contiene mucha sal y puede causar muchos efectos secundarios, como hinchazón y náuseas.

– Olmo: Durante milenios, el olmo ha sido empleado en la elaboración de remedios para tratar una gran variedad de enfermedades. Las hojitas de este árbol, al ser ingeridas, forman una capa protectora en el estómago que lo hace más resistente al efecto nocivo de los ácidos. Así que prepárate un té con ellas, y bébelo después de las comidas y antes de ir a la cama.

Con estos tratamientos, pronto no recordarás qué es la acidez estomacal. Ahora bien, si en verdad quieres desterrar este malestar de tu existencia, también tendrás que cuidar tus hábitos de alimentación.