Seleccionar página

En programa televisivo, el presidente de México, Enrique Peña Nieto, afirmó que el Pacto por México terminó: “ya dio de sí”, que las reformas se aprobaron por el bien del país y no por popularidad.

EPN mensaje

El presidente Enrique Peña Nieto aseguró que, luego de que se aprobaron las grandes reformas en el Congreso, el reto del gobierno es poner en práctica y materializar de manera gradual lo que está en la Constitución y las leyes.

El mandatario reconoció que el Pacto por México “ya dio de sí”, pero consideró que el espíritu de acuerdo que se observó en el marco de ese mecanismo no debe perderse frente a la competencia política que se presentará rumbo a las elecciones de 2015.

El titular del Ejecutivo Federal fue entrevistado en Palacio Nacional en el marco de las Conversaciones a Fondo organizadas por los 80 años del Fondo de Cultura Económica, en donde aseguró que ya comienzan a verse los beneficios de las reformas.

En lo que será una serie de cinco programas, en esta ocasión fueron invitados Denise Maerker, Lily Téllez, Ciro Gómez Leyva, León Krauze y Pascual Beltrán, quienes hicieron preguntas de temas determinados por el moderador.

Los conductores cuestionaron por qué no se ha impulsado la Comisión Nacional Anticorrupción de la misma forma que las reformas para poder verificar la operación de las grandes petroleras.

Al respecto, Peña Nieto respondió que la transparencia viene siendo una especie de lucha contra la corrupción, argumentó que la iniciativa está en el Congreso y que se implementó una fiscalía en la PGR.

El mandatario comentó los beneficios para la población como la creación de empleo, la competitividad, tener energías limpias y tener un crecimiento económico cercano al 5 por ciento cuando se terminen de implementar las nuevas reformas.
Anunció que desde ahora y hasta diciembre próximo habrá 36 anuncios relacionados con la aplicación de las reformas en donde se requieren; “es, como he señalado, poner las reformas en acción”.

Al ser cuestionado insistentemente sobre la garantía de que las reformas traerán beneficios y que no serán usadas para crear nuevos ricos, respondió que será el tiempo y la sociedad quienes determinen si fueron buenos los cambios promovidos por su gobierno.