Seleccionar página

La censura china es como el aire: no se ve, pero está en todas partes. La literatura, la prensa, el cine, la radio, la televisión, las artes plásticas e Internet.

censura-china

No hay un listado oficial y abierto sobre lo que está prohibido y lo que no, aunque las normas parecen haberse endurecido en últimas fechas, debido en gran medida al constante crecimiento de Internet en el país.

Hay líneas que abarcan asuntos políticos que son considerados tabúes como Mao Zedong, Tiananmen o el Tíbet, cuestiones históricas o temas considerados de mal gusto, como los relacionados con el sexo o la violencia, pero las autoridades encargadas de dar autorización deciden caso por caso.

El gobierno ha sido firme en su postura de controlar el contenido al que sus ciudadanos pueden acceder. Desde que en 1995, China permitió el uso comercial de Internet, el gobierno ha promulgado por lo menos sesenta regulaciones con el objetivo de controlar el contenido que se divulga.

Conscientes del poder de la televisión en un país con más de mil millones de habitantes, la Administración Estatal de Prensa, Radio, Cine y Televisión de China, organismo encargado de llevar a cabo las acciones de censura del país, ha ordenado a las cadenas de televisión emitir durante dos meses contenido “antifascista” y “patriótico” coincidiendo con la celebración del Día Nacional de China.

censura internet china

En este aspecto, consideran series “patrióticas” aquellas que tratan de la guerra contra Japón y las que narran la historia del partido comunista. También se incluirían en este listado ficciones de héroes que defiendan el país, creen su propia empresa y muestren familias sólidas, sin peleas entre padres e hijos.

Sin embargo, como era de esperarse, los productores chinos ya han hecho públicas sus quejas y destacan que esta norma elimina la creatividad de los escritores.