Seleccionar página

Soldados de la Guardia Nacional se desplegaron la noche de este lunes en la comunidad de Ferguson, Misuri, para mantener el orden tras 10 días de violentas protestas por la muerte de un adolescente afroamericano a manos de un policía.

protestas-ferguson-580x302

El gobernador de Misuri, Jay Nixon, ordenó este lunes el despliegue de la Guardia Nacional y levantó el toque de queda que había impuesto el pasado fin de semana, en un intento por impedir disturbios y enfrentamientos con la policía.

Soldados de la Guardia Nacional de Misuri empezaron a patrullar las calles de Ferguson en autobuses blancos y vehículos militares poco después de las 18:00 hora local.

“No vamos a permitir que vándalos y elementos criminales afecten la seguridad de esta comunidad”, aseguró Ronald S. Johnson, encargado de coordinar la seguridad.

Las autoridades han establecido en la ciudad una “zona de protesta organizada”, que ha sido cerrada al tráfico de vehículos, en un intento por mantener las manifestaciones bajo control, y prohibió que los manifestantes se detengan en calles o estacionamientos.

Agentes de policía lanzaron la noche del domingo gases lacrimógenos, botes de humo y balas de goma, tras reportar haber sido agredidos con disparos y bombas incendiarias por un grupo de manifestantes.

El presidente Barack Obama condenó este lunes la violencia y el saqueo de algunos manifestantes en Ferguson y pidió que las protestas sean pacíficas.

(ntx)