Seleccionar página

El presidente Barack Obama llamó hoy a los residentes de Ferguson, Misuri, a mantener la calma e impedir que una minoría que ha incurrido en actos violentos socave las demandas legítimas de justicia en el caso del asesinato de Michael Brown.

> on August 13, 2014 in Ferguson, Missouri.

En la Casa Blanca, durante una imprevista conferencia de prensa, Obama dijo que aunque entiende las pasiones y el malestar generado por la muerte del joven afroamericano a manos de un policía, los hechos de violencia no tienen lugar en estas demostraciones.

El mandatario dijo que es claro que la mayoría de las manifestaciones han sido pacíficas, pero ese no ha sido el caso con una minoría que ha incurrido en actos de violencia, lo que ha forzado a la policía a responder para preservar el orden y la seguridad.

“Dejar que eso conduzca a saqueos o que la gente porte armas, y aun que ataque a la policía, sólo sirve para generar más tensiones y alentar el caos. Esto socava, más que hacer que avance, la búsqueda de la justicia”, dijo.

El mandatario habló ante periodistas después de reunirse en privado con el procurador general Eric Holder, de quien recibió un informe detallado sobre la situación en Ferguson, donde las tensiones aumentaron en las últimas 48 horas.

Obama anunció que Holder viajará a Ferguson el miércoles, para reunirse con agentes de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) que investigan posibles violaciones a los derechos civiles de Brown, así como con líderes y funcionarios locales.

El mandatario defendió otra vez el derecho a la protesta y el derecho de la prensa a reportar los hechos en esa comunidad, y reiteró su rechazo al uso excesivo de fuerza policial, aunque exigió a los ciudadanos sujetarse a las leyes y respetar a quienes las hacen valer.

“Sé que la comunidad de Ferguson está lastimada con toda razón y buscando respuestas, pero les pido una vez más que busquen el entendimiento, más que gritarse unos a otros. Busquemos sanar, en lugar de lastimarnos uno a otros”, dijo.

El mandatario dijo que seguirá de cerca la actuación de la Guardia Nacional, desplegada este lunes por orden del gobernador de Misuri, Jay Nixon, tras los disturbios de la noche del domingo, que dejaron siete detenidos y dos personas heridas con arma de fuego.

Obama dijo que conversó esta mañana con Nixon, quien explicó que la Guardia Nacional apoyará a la policía estatal, que por órdenes del gobernador asumió las tareas de seguridad tras los incidentes del lunes.

“Voy a estar observando durante los próximos días, para evaluar si en verdad (la presencia de la Guardia) está ayudando y no impidiendo el progreso en Ferguson”, dijo Obama.

(ntx)