Seleccionar página

En México, tener tatuajes o piercings siguen siendo motivo de discriminación, especialmente laboral, lo que influye en el trato que reciben las personas que los portan, o para conseguir un empleo.

hombre piercings

Contrario a esta percepción, centenares de mexicanos afirman que si fueran dueños de una empresa contratarían sin problema a una persona que tuviera un piercing o un tatuaje en el cuerpo, aunque aún persiste un porcentaje que descarta esa posibilidad, donde prevalece la idea de que la apariencia es la carta de presentación de cualquier persona y reflejo de su forma de vida.

Ya sea por simple moda, rebeldía o arte, la decoración corporal ha existido desde épocas prehispánicas e incluía detalles en la cara, orejas o labios, como mero adorno o para diferenciarse de otros grupos; pero en la actualidad, y pese a que hay más aceptación, mucha gente lo sigue relacionando con violencia, delincuencia o drogadicción.

Pero esto no nada más se da en nuestro país. Hace unos días, Rolf Buchholz, el hombre que lleva más piercings del mundo, fue expulsado de Dubai a su llegada al aeropuerto.

El alemán de 53 años tiene 453 piercings en todo su cuerpo y dos cuernos en la cabeza, lo que fue suficiente motivo para que las autoridades aeroportuarias de los Emiratos Árabes Unidos le prohibieran el acceso sin explicaciones.

Un portavoz del hotel donde Rolf Buchhloz iba a alojarse indicó que la dirección no logró obtener la autorización para su entrada en Dubai a pesar de sus intentos.

Buchholz utilizó su cuenta en Twitter para informar que la razón que le dieron las autoridades de Dubai para prohibirle el paso es que sospechaban que practicaba la brujería. “Al final he obtenido una respuesta a la razón por la que no podía entrar en Dubai: inmigración pensaba que practico la magia negra”, publicó.

El hombre fue reconocido en 2012 como el hombre con más piercings del mundo, hecho por el que entró en el libro Guinness de los récords.