Seleccionar página

Una de las cartas más llamativas del Abierto de Estados Unidos se perderá el último Grand Slam del año. Rafael Nadal anunció su retiro de la competencia a una semana de que inicie el último torneo grande de la temporada.

rafael-nadal-usopen

Tal como se temía, Nadal no podrá defender su corona en el US Open. El español no ha podido superar los problemas físicos que le impidieron actuar en la gira norteamericana de cemento y tampoco alcanzará a estar a punto de cara al certamen que comenzará el próximo lunes, pese a todos los esfuerzos que se hicieron por parte del cuerpo médico.

El número dos del mundo comunicó la noticia a través de su perfil oficial de Facebook: “Siento anunciar que no podré participar en el US Open, torneo en el que en los últimos años he tenido muy buenos resultados”.

“Entenderéis que es un momento duro para mí porque es un torneo que me encanta y en el que tengo muy buenos recuerdos, de los fans, de los partidos nocturnos, de tantas cosas”, agregó el hispano.

Por último, dijo que “no me queda otra que aceptar que no puedo competir este año y como siempre trabajar para que cuando vuelva esté preparado de la mejor manera para competir”.

Nadal no ve acción desde su derrota a fines de junio en los Octavos de Final de Wimbledon, a manos del australiano Nick Kyrgios.

Su dolencia en la muñeca derecha no solamente le ha valido alejarse de la lucha por el número uno sino que ahora, incluso podría perder su condición de número dos, considerando que dejará escapar los dos mil puntos en el ranking obtenidos con el título del año pasado en el US Open y con Roger Federer acechándolo cada vez más de cerca.