Seleccionar página

En lo que va del año, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) ha confirmado que 29 contribuyentes están emitiendo facturas que amparan operaciones inexistentes o falsas, esquema de evasión conocido como “operación carrusel”.

sat

Con base en la nueva facultad que le otorgó el Congreso de la Unión en el Artículo 69-B del Código Fiscal de la Federación (CFF), como parte de la reforma hacendaria, el organismo fiscalizador ha publicado a la fecha 3 listados definitivos con los datos de empresas que facturan operaciones inexistentes.

Estas listas definitivas incluyen los datos -nombre, denominación o razón social y clave del RFC- de las empresas “facturadoras” que, pese a estar debidamente notificadas, no presentaron pruebas para desmentir operaciones falsas o inexistentes.

En entrevista radiofónica, el jefe del SAT, Aristóteles Núñez Sánchez,  dijo que estas empresas no aprovecharon el procedimiento que les concede el CFF para acreditar que tenían operaciones reales y para las cuales tuvieran personal, equipo de transporte, patio de maniobra, almacén, maquinaria para producción, o inventarios para la venta o comercialización de la mercancía.

Todos los clientes de esos contribuyentes tienen una contingencia fiscal y cuentan con un plazo de 30 días hábiles a partir de la publicación de las listas definitivas para acercarse a la autoridad fiscal y acreditar que sus operaciones con esta empresas facturadoras ”sí fueron reales”.

Señaló que en caso de que lo acrediten, se elimina la contingencia, pero si no lo hacen, entonces el SAT cuenta con la facultad de determinarles un crédito fiscal por el valor de esas operaciones y la tasa correspondiente, tanto del ISR, del IVA o, en su caso, del IETU, dependiendo del año de que se trate.

Estos actos podrían llegar hasta equipararse al delito de defraudación fiscal.

En declaraciones previas, el funcionario informó que en lo que va del año el organismo ha detectado a 416 empresas que presuntamente emiten facturas que amparan operaciones simuladas o inexistentes por un monto de 110 mil millones de pesos.

(ntx)