Seleccionar página

Rebeldes prorrusos derribaron ayer un avión de combate ucraniano en la región de Lugansk, en el este de Ucrania, donde los combates entre los separatistas y las tropas gubernamentales han dejado al menos 10 muertos y 8 heridos en las últimas 24 horas.

avión derribado

El caza MIG-29 del ejército ucraniano fue derribado sobre la región de Lugansk después de lanzar un ataque contra los rebeldes, informó el portavoz militar ucraniano, Oleksiy Dmitrashkovsky, quien agregó que el piloto se eyectó de la aeronave y fue rescatado tras una búsqueda.

Los milicianos separatistas han derribado aviones y helicópteros de combate ucranianos, así como aviones de transporte militar, en su lucha contra las tropas del gobierno, desde que comenzó el conflicto hace 4 meses.

Asimismo, las autoridades ucranianas denunciaron este domingo la entrada de una columna militar rusa formada por 3 camiones portadores de lanzamisiles de boca múltiple “Grad” (Granizo), un arma capaz de arrasar superficies de hasta 15 hectáreas.

En Donetsk, la mayor ciudad de la región donde los rebeldes siguen atrincherados a pesar de la ofensiva del gobierno, es escenario de cruentos combates, explosiones y bombardeos.

En tanto, autoridades fronterizas y aduaneras de Rusia y Ucrania alcanzaron un acuerdo para inspeccionar un primer cargamento del convoy de ayuda humanitaria rusa que espera cerca de la frontera ucraniana para viajar al este, informó la Cruz Roja Internacional.

El convoy ruso, formado por 262 camiones que transportan unas dos mil toneladas de ayuda humanitaria, espera desde el pasado 12 de agosto la autorización para entrar en Ucrania.

(ntx)